ARCHIVO / EL UNIVERSAL

Revela UNAM que gorila Bantú padecía enteritis y colitis

18/08/2016
12:22
Ciudad de México
Sandra Hernández y Diana Villavicencio
-A +A
La máxima casa de estudios señala que el ejemplar padecía diversos problemas de salud, entre ellos urea, creatinina, colesterol, ácido úrico y amilasa elevados, lo que contradice la versión de las autoridades de que estaba en “perfecto estado de salud”

Con problemas de enteritis y colitis, veterinarios del zoológico de Chapultepec anestesiaron al gorila Bantú para trasladarlo a Guadalajara.

Los resultados emitidos por la UNAM señalan que el gorila Bantú padecía diversos problemas de salud, entre ellos, reproductivos, lo que contradice la versión de las autoridades de que el ejemplar estaba en “perfecto estado de salud”.

Por otra parte, los resultados clínicos del laboratorio “Diagnóstico Veterinario Alhambra” señalan que el gorila de Tierras Bajas padecía de urea, creatinina, colesterol, ácido úrico y amilasa elevados.

“Por el valor del ácido úrico se debe evaluar la dieta y/o descartar una participación de origen renal; y en cuanto al valor de la amilasa no se descarta una participación pancreática”, se lee en la interpretación del laboratorio, de la cual EL UNIVERSAL posee una copia.

El historial clínico de Bantú, también en poder de esta casa editorial, demuestra que el 20 de mayo pasado, siete semanas antes del traslado, el gorila presentó “abundante diarrea líquida” de la que se recuperó dos días después.

“No consumió alimento el día anterior, (…). Probablemente el ejemplar se estresó debido a las obras de remodelación del albergue contiguo”.

Además el 3 de mayo, el gorila presentó una lesión en su encía inferior izquierda y el inicisivo (diente) estaba flojo, por lo que se administró paracetamol.

El historial clínico señala que el 16 de agosto de 2010 los veterinarios anestesiaron a Bantú de emergencia mediante la aplicación de una dosis de tiletamina/zolacepam, mismos fármacos que fueron utilizados hace un mes cuando murió durante su traslado a Guadalajara.

“Poco después de mediodía, el ejemplar escapó de su dormitorio, quedando dentro de la casa de noche, en la zona de cocina. Se realizó contención química de emergencia, para regresarlo a sus instalaciones. Aplicación de tiletamina/zolacepan. Toma de muestras sanguíneas y examen físico general”.

A diferencia de la contención química que se realizó a Bantú el pasado mes de julio, en 2010 no se ocupó una segunda dosis de ketamina ni medetomidina.

 

ahc

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios