Indagarán muerte de Lío

Metrópoli 30/03/2016 01:19 Alba Calderón y Diana Delgado Actualizada 19:34
Guardando favorito...

“Con los animales de vida silvestre, los veterinarios deben tomar precauciones”

[email protected]

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) investiga si las condiciones en que murió Lío, el chimpancé del Zoológico de Chapultepec, obedecen a una posible negligencia o sólo parte del protocolo de atención que deben cumplir los cuidadores y veterinarios de estos animales, explicó el subprocurador de Recursos Naturales, Ignacio Millán Tovar.

En un video, grabado por una visitante, que muestra al chimpancé en agonía y —según la autora— es evidencia de que tardaron más de 20 minutos en atender al animal a pesar de los reportes, el subprocurador en Recursos Naturales dijo que analizarán el material, aunque advirtió que los protocolos de atención a estos animales pudieron ser respetados.

“La gente esperaría que como a cualquier ciudadano del caso humano, pasa algo y corre el paramédico, lo socorre y todos se hacen un lado. Con estos animales de vida silvestre, a pesar de que tienen un trato humano, el instinto salvaje jamás lo pierden. Entonces, lo primero que tienen que cuidar ellos (los veterinarios) es el no sufrir una agresión de la víctima, porque si está sufriendo se vuelve agresivo”, dijo.

Millán Tovar aclaró que las investigaciones continuarán y que analizarán los resultados de la necropsia que se practique al cadáver del animal, que se les notificó había fallecido a causa de un paro cardiorrespiratorio.

“Ahorita no podemos determinar de si cuando el animal corre por primera vez, ya había fallecido, o durante este proceso de movimiento de un lado a otro se dio el fallecimiento”, dijo.

Hace seis años que el Zoológico de Chapultepec no tiene una inspección general por parte de la Profepa, ya que dentro del programa de inspecciones que se inició en junio de 2015 fue considerado uno de los menos prioritarios, de entre los 109 registrados en el país, explicó el funcionario federal.

En junio pasado, tras la muerte de Jambi, uno de los dos orangutanes que vivían en el Zoológico de Chapultepec, organizaciones ciudadanas y algunos especialistas internacionales, como el Coordinador del Programa de Grandes Simios de la ONU, Doug Cress, se pronunciaron por el traslado de estos primates a espacios más dignos.

La Profepa asegura que no se tienen registros de anomalías en el Zoológico por la muerte de Jambi. Ignacio Millán dijo que la necropsia practicada al orangután (que se ha solicitado se haga pública) señala que las causas fueron por un paro respiratorio, ocasionado por una bacteria presente en los orines de rata y que es considerado un problema común que no representa irregularidades en el manejo de estos animales, además de que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), avaló los resultados.

Temas Relacionados
profepa
Guardando favorito...

Comentarios