14 | MAR | 2019
istock

#NUTRITIP Kéfir una deliciosa bebida a base de probióticos y sus beneficios

10/01/2017
12:39
Karla Diaz
-A +A
El kéfir o también llamado yogur búlgaro es un lácteo fermentado, producto de la combinación de bacterias probióticas y levaduras, prepáralo en tu casa y disfruta de los beneficios que trae a la salud.

El kéfir o también llamado yogur búlgaro es un lácteo fermentado, producto de la combinación de bacterias probióticas (Lactobacillus acidophilus) y levaduras (Saccharomyces Kefir) además de de proteínas, lípidos y azúcares en forma de gránulos comúnmente llamados búlgaros.

Existen tres tipos de ellos: de leche, de agua o de té, sin embargo los que encabezan la lista son los de leche por ofrecer un kéfir con un mejor sabor.

Los búlgaros, al estar en contacto con la leche generan ácido láctico, ácido acético y alcohol, los cuales son bio-conservadores y retienen nutrientes mientras evitan el proceso de descomposición de la leche. Al contacto con la leche produce su fermentación y generan la tan mencionada bebida.

Esta bebida no sólo es consumida por su agradable sabor sino también por su lista interminable de beneficios que provoca hacia la salud, entre ellas que ayuda a reforzar las defensas de nuestro organismo, se ha utilizado en tratamientos de reumatismo, asma, estreñimiento, artritis, hipertensión arterial, úlceras gástricas, y más.

Además, posee un alto poder desintoxicante y reestructura el ácido-básico. Aunque también es un excelente estimulante y controla el cansancio y el estrés.
En el aparato digestivo tiene mucho impacto ya que de acuerdo a la Asociación Dietética Americana, el consumo de esta bebida mejora la asimilación de los alimentos y regula el tránsito intestinal, además de reducir los niveles de colesterol y disminuye el riesgo de padecer cáncer de colon, sin mencionar que puede funcionar como un laxante suave.

 

¿Cómo preparar un Kéfir?
Necesitas conseguir un recipiente de vidrio o plástico y agregas los búlgaros; por cada cda sopera de gránulos agrega ½ Lt de leche entera a temperatura ambiente. Déjalo reposar siempre cubriendo el recipiente para evitar la entrada de bichos, de igual manera no permitas que la luz directa lo cubra.

Mantén los búlgaros de 12 a 48 horas en la leche y de vez en cuando agita. Prueba  hasta que tenga el sabor deseado. Lo siguiente sería colar el líquido para tomarlo y no olvides lavar tus búlgaros al menos una vez a la semana con agua.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios