Cosas que no sabías del champagne

Acércate al mundo del vino y conoce algunos secretos sobre su elaboración e historia.

FOTO: iSTOCK
Menú 30/08/2016 11:07 Redacción Actualizada 03:36
Guardando favorito...

Cultura espumante

El champagne, es tipo de vino espumoso que se elabora conforme al método Champenoise (método creado en los monasterios por frailes) en la región noreste de Francia, éste es el único lugar en donde se puede producir esta bebida con denominación de origen, es decir que un vino espumoso que no es elaborado en esta región no puede llevar el nombre de champagne. ¿CONOCES LOS VINOS KOSHER? DA CLICK 

La primera botella de vino espumoso la hizo un monje

Fue Dom Perignon, quien durante 47 años fue responsable de la bodega Abadía de Hautvillers que descubrió la manera de hacer champagne. Debido a que antes las botellas no eran tan gruesas debía de haber una botella que aguantara toda la presión generada por el gas del vino.

Las burbujas en una botella puede durar hasta 3 días

Si cuentas con un tapón para tapar la botella y queda más de la mitad de la botella, las burbujas pueden incluso llegar a durar 2-3 días.

El champagne es una de las bebidas alcohólicas que menos engordan

Concretamente el champagne brut (seco) y extra brut (Extra seco)  son de las bebidas alcohólicas que menos engordan. Para que te hagas una idea, una copa de 150 ml puede aportar tan solo 70 kcal.

Champagne solo hay uno

Alrededor del mundo encontramos bodegas y regiones vinícolas enteras que producen vinos espumosos a través de los mismos métodos. Pero solo se puede llamar champagne a los vinos elaborados en la región francesa con su mismo nombre.

¿Por qué tiene burbujas?

Es sencillo, se trata de un vino espumoso natural, cuya fermentación (con levaduras añadidas) se realiza en la botella y dentro de una bodega con condiciones muy particulares y restringidas. A esto se le conoce como método tradicional o champenoise. Así es como el dióxido de carbono se acumula en el proceso de fermentación.

La temperatura más adecuada para tomarlo

La temperatura del champagne debe oscilar entre los 6º y 8º grados. Pero siempre es mejor tomarlo más frío, a 3º o 4º grados, porque en la copa se calienta rápido, y si supera los 10º, ya no se aprecian sus virtudes y sabores.

Toma nota

No te dejes engañar pensando que el vino espumoso tan solo es un aperitivo o solo sirve para brindar, el champagne es una bebida perfecta para combinar con alimentos.

Recuerda que el mejor vino siempre es el que te gusta.

Te recomendamos que una vez abierta la botella la bebas toda de una vez, aunque supuestamente si tapas la botella las burbujas duran hasta tres días, notarás la diferencia

Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios