Frente Ciudadano: por qué y para qué

Luis Felipe Bravo Mena

Bajo fuego enemigo y amigo el Frente Ciudadano por México avanza en su constitución. Los órganos directivos del PAN-PRD-MC formalizaron su voluntad de integrarse y aprobaron el documento sustantivo fundacional. El FCM tiene potencial para rescatar al país de la grave descomposición en la que lo hundió el llamado nuevo PRI.

 

Hasta ahora la ofensiva gubernamental para impedir su formación ha fracasado. La campaña mediática auspiciada por el gobierno y sus corifeos, sospechosamente defensores de la pureza doctrinal de los partidos no hizo mella; por el contrario, a los dudosos reforzó la convicción de que el Frente era la vía correcta.

Ver a los dirigentes tricolores y a sus plumíferos, abiertos y embozados, rasgarse las vestiduras por “la unión del agua y el aceite” fue el mejor argumento para que organizaciones ciudadanas y líderes de opinión se acercaran a dialogar y enriquecer el proyecto. Fue, además, un acicate para demostrar que tan denostada fusión ideológica es posible y podría aportar un urgente elemento de renovación en el anacrónico juego binario derecha-izquierda.

 

Ya se han cumplido los primeros requisitos en la gestación de esta alternativa. Gran significación tiene la aprobación de su Programa y Plataforma. Ahí están las respuestas a las dudas planteadas por los ciudadanos y los observadores de buena fe.

A la primera demanda, ¿por qué?, el FCM responde: Padecemos: 1.— Un sistema político excluyente, restrictivo, con tendencia a acotar las libertades, la movilidad social y el desarrollo, sin los incentivos para los acuerdos… 2.— Una generación de gobernantes que carece por completo de valores como la honestidad, la transparencia o la ética, aunado a la ausencia de un sistema efectivo de pesos, contrapesos y rendición de cuentas… 3.— Un gobierno autoritario que persigue a sus opositores; utiliza los recursos de la inteligencia para espiar activistas y defensores de los derechos humanos; que no sabe convivir en la pluralidad democrática… 4.— Una pobreza y desigualdad que impiden a casi la mitad de la población acceder a una vida digna…5.— La mayor violencia e inseguridad de la historia reciente de nuestro país…

 

Dice el documento: frente a este escandaloso deterioro de nuestra vida política y a los dramáticos desequilibrios económicos y sociales que atentan contra el bien común, son necesarias medidas drásticas que transformen democráticamente las actuales estructuras de nuestro país…
 

La exposición de motivos de la plataforma frentista agrega: Las soluciones tienen que venir desde la sociedad, a través de organizaciones ciudadanas y partidos que estén dispuestos a dejar de lado sus diferencias para anteponer las coincidencias ante el escenario de urgencias que vive nuestro país…

A la segunda interrogante, ¿para qué?, contesta: vamos más allá de una alianza electoral… hemos establecido el compromiso de conformar un gobierno de coalición que permita impulsar cinco ejes en la agenda de transformación: 1.— Impulso a la democracia ciudadana. 2.— Combate total y frontal a la corrupción y a la impunidad. 3.— Pacificación del país con respeto a los derechos humanos 4.— Desarrollo económico con crecimiento, inclusión social y sostenibilidad. 5.— Fortalecimiento de la posición de México en el mundo. Enseguida detalla estas propuestas.
 

Lo sustantivo se logró. Viene ahora lo adjetivo, donde crujen y rechinan los dientes: convenio de coalición, acomodo de fuerzas, procedimientos para definir las candidaturas, la presidencial en primer plano. Será la prueba de ácido para ambiciones y vanidades. El régimen lo sabe y arrecia sus maniobras, espolea a sus caballos de Troya para que le ayuden a disolver o debilitar a su verdadero adversario. Si en esta fase definitiva se impone la altura de miras el Frente se encaminará a la victoria.

 

Presidente nacional del PAN
1999-2005. @L_FBravoMena.

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios