Detienen a escoltas de fiscal de Quintana Roo

Los dos agentes de la Policía Ministerial, al mando del fiscal Miguel Ángel Pech, fueron reportados por comensales que detectaron que portaban armas dentro de un bar en la Plaza de Toros de Cancún
01/05/2017
20:47
Adriana Varillas / corresponsal
-A +A

Escoltas al mando del fiscal general Miguel Ángel Pech fueron detenidos por elementos de la Policía Municipal de Cancún, debido a que se encontraban armados dentro de un bar en la Plaza de Toros de esta ciudad.

Los dos agentes de la Policía Ministerial fueron reportados por comensales que detectaron que portaban armas; elementos de Seguridad Pública del Ayuntamiento de Benito Juárez atendieron el reporte y los detuvieron la madrugada de ayer, para luego remitirlos al Centro de Retención Municipal, pese a que intentaron oponer resistencia bajo el argumento de que trabajan para el fiscal.

Al respecto, la institución informó hoy que a través de la dirección de Asuntos Jurídicos de la zona norte, inició el Número de Caso FGE/QR/BJ/05/5527/2017, para investigar una probable mala actuación del par de agentes ministeriales.

Los elementos fueron identificados por las siglas de sus nombres como C. I. G. C. y M. A. M. L., quienes quedaron sujetos a investigación sobre los hechos reportados al número de emergencia a las 03:51 horas del 30 de abril pasado, consistentes en la presencia de gente armada al interior del bar en la Plaza de Toros.

El director de Asuntos Jurídicos de la Fiscalía, Nahum Patiño, indicó que ambos agentes de la Policía Ministerial serán citados a declarar en los próximos días, para verificar minuciosamente como se desarrollaron los hechos y porqué portaban las armas la madrugada del domingo.

Mediante las diligencias ministeriales de la Dirección a su cargo, así como a la obtención de datos de prueba, se determinará el deslinde de responsabilidades y las sanciones legales correspondientes.

De entrada, se dio a conocer que los dos elementos se incorporan a sus labores sin sus respectivas armas, hasta que concluya la indagatoria y se determine la sanción a imponer.

La institución añadió que el propio Fiscal General se ha manifestado en torno a que si funcionarios públicos a su cargo incurren en actos indebidos, serán acreedores a una sanción administrativa o penal según sea el caso.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS