16 | MAR | 2019

Tras vandalismo, "El Bronco" considera ajuste fiscal

06/01/2017
21:35
David Carrizales / Corresponsal
Nuevo León
-A +A
el gobernador aseveró que entre este viernes y el sábado serán detenidos todos los que participaron en los saqueos de al menos 27 negocios en el área metropolitana, y en la destrucción de los vitrales y daños causados a la puerta principal del Palacio de Gobierno

Ante los hechos violentos y saqueos que grupos de infiltrados realizaron la noche del jueves, escudándose en una tumultuosa manifestación contra el gasolinazo y alzas de impuestos locales, el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, afirmó que reconsiderará el paquete fiscal para 2017, para realizar un redireccionamiento total del presupuesto, y prometió que no habrá aumento en el transporte urbano.

 

Al reconocer que sociedad nuevoleonesa está molesta, como lo demostró durante una manifestación que congregó a unas 19 mil personas frente al Palacio de Gobierno, El Bronco señaló que su gobierno “sabe rectificar”, pues desde que el Congreso le aprobó mantener en 80 por ciento el cobro de la tenencia, en lugar de reducirla al 50 por ciento como estaba previsto, sintió el enojo de la gente, que se agrandó con el aumento en la gasolina.

 

Por lo anterior, afirmó, el martes o miércoles de la próxima semana, se dará a conocer un plan de ajuste, que implica no aumentar salarios para todos los empleados de gobierno, incluyendo sindicalizados, y una reconsideración del paquete fiscal, con ajustes, recortes y reasignación de fondos. Además, dijo, se tendrían que dejar de hacerse algunas cosas, como la terminación de la Línea 3 del Metro.

 

“Prefiero un estado tranquilo y en paz aunque tengamos que sacrificar el crecimiento”, señaló El Bronco, y explicó que este sábado se realizará una reunión con el gabinete donde instruirá a cada secretario a reducir lo más posible los gastos del gobierno, “para poder dar subsidios a lo que el ciudadano necesita”, sin afectar las áreas de seguridad, procuración de justicia, salud, y educación.

 

Además, indicó, “vamos a trabajar para convencer a los empresarios del transporte, que sabemos que van a tener una dificultad en la operación, pero no vamos a incrementar las tarifas camioneras, es una decisión de este gobierno”.

 

Después que el 20 de diciembre,  durante un acto para anunciar la creación del Colegio de Bachilleres Militarizados, afirmó que no volvería a dar ninguna declaración ni entrevista a los medios, y advirtió que si querían conocer las noticias de su gobierno, las buscaran en su página de Facebook. Rodríguez Calderón, ofreció este viernes una rueda de prensa para hablar sobre los daños que el jueves provocó un grupo de supuestos infiltrados en Palacio de Gobierno, que se concatenaron con una serie de saqueos en negocios de la zona metropolitana.

 

Acompañado por funcionarios del área de seguridad de su gabinete y el alcalde de Apodaca, Oscar Cantú, el gobernador aseveró que entre este viernes y el sábado serán detenidos todos los que participaron en los saqueos de al menos 27 negocios en el área metropolitana,  y en la destrucción de los vitrales y daños causados a la puerta principal del Palacio de Gobierno.

 

Por esos  hechos, hasta el mediodía de este día se había detenido a 182 personas, entre ellas ocho menores de edad. “No vamos a permitir que Nuevo León caiga en una situación de caos, que ningún negocio sea dañado, que ninguna oportunidad de empleo sea perjudicada”, dijo El Bronco.

 

“Haré un planteamiento y me reuniré con los diputados del Congreso y los alcaldes, para que también ellos puedan hacer un esfuerzo de reducirse y podamos darle tranquilidad a la población de Nuevo León”, añadió.

 

Al abordar el caso de los saqueos que se desencadenaron después de los ataques al Palacio de gobierno, advirtió El Bronco: “nuestra Policía Cibernética está trabajando, y aquí le hago un aviso a todos aquellos jóvenes o no, que están utilizando la red (para coordinar y promover los atracos a tiendas del área metropolitana),  que los estamos vigilando”.

 

Les anunció “que sabremos dónde están, que tenemos elementos y la tecnología suficiente para vigilarlos y que daremos con ellos, porque no vamos a permitir que dañen a Nuevo León, cualquiera que sea su circunstancia y su enojo”.

 

Cuestionado sobre lo que reflexionó después de los incidentes violentos en Palacio de Gobierno, y cómo afectarían sus aspiraciones políticas, respondió.

 

“Yo reflexiono todos los días los problemas que tenemos en el estado, yo no estoy pensando en ningún futuro político, yo he dicho que trabajaremos en Nuevo León, ustedes son los que han inventado que quiero tener futuro político, yo he reflexionado siempre que mi trabajo está aquí en Nuevo León, que si yo resuelvo los problemas de Nuevo León, tendré futuro político y si no, no tendré futuro político; entonces si yo resuelvo los problemas de Nuevo León, lo tendré”.

 

Aquí mi reflexión es que Nuevo León es más fuerte que cualquier cosa, que tiene un gobierno que actuará de manera contundente contra cualquiera que se atreva a dañar la propiedad de cualquier persona, que no vamos a ceder en ese sentido, que Nuevo León tiene un gobierno que sabe rectificar, que puede abrir las puertas a cualquier persona, que sabremos escuchar a aquellos que quieran dialogar, no a aquellos que quieran confrontar, aseveró.

 

Dijo que estuvo leyendo hasta tarde todos los mensajes que le mandaron por redes sociales, “mucha gente me daba opiniones favorables, otra gente está enojada, molesta, pero sé que esa es mi chamba de gobernador, todos estamos aquí gracias al apoyo ciudadano y no debemos defraudar a nadie”.

 

- ¿Qué falló para que el Palacio de Gobierno fuera atacado sin que la policía interviniera para evitar daños?

 

- “Más que fallar, te diré que cuando hay una multitud en la que evidentemente hay un derecho a manifestarse, nosotros lo que hicimos fue hacer una estrategia como lo establecen los protocolos de seguridad en el tema de una protesta por un tema económico y por un enojo ciudadano.

 

“No era una protesta política ni era una protesta de rechazo a evidentes acciones de violencia, era  una protesta de un enojo ciudadano, en la que la instrucción que se le dio a la policía, por experiencias que se tienen en este tipo de casos, es no provocar más encono”, dijo.

 

Agregó que  “la policía fue reclutada aquí mismo en el Palacio, estuvo siempre vigilante en todos los procesos desde donde iniciaron las marchas hasta  la Macro Plaza”, pero “cuando se sale de control y  hay grupos como éstos que participan (los que causaron los desmanes), evidentemente la policía y los mandos de policía deben tener la cautela y la vigilancia completa, pues habiendo niños, jóvenes, menores de edad, y madres de familia, no deberíamos de arriesgar a ninguno”·

 

ml

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios