Suscríbete

Ven "exagerado" cerrar negocios en Zihuatanejo-Ixtapa por inseguridad

El fiscal de Guerrero, Xavier Olea Peláez, asegura que la violencia en ese puerto turístico no es tan grave como lo han manifestado los comerciantes

Estados 03/11/2016 19:52 Juan Cervantes / Corresponsal Chilpancingo Actualizada 20:48

El titular de la Fiscalía General Estatal (FGE), Xavier Olea Peláez, consideró como medida exagerada el cierre de negocios por parte de comerciantes del puerto turístico de Zihuatanejo-Ixtapa, ante la ola de asaltos, robos, extorsiones y secuestros, por parte de grupos delincuenciales, mientras que empresarios aglutinados en la CANACO y COPARMEX, amenazan con realizar la misma protesta por la inseguridad que aseguran ha obligado al cierre de cuando menos 80 negocios en los últimos meses.

Xavier Olea Muñoz, entrevistado en Zihuatanejo-Ixtapa, a donde acudió con motivo de las investigaciones sobre el crimen de la doctora Adela Rivas Obé, que era coordinadora regional del IMSS, agregó que la violencia en ese centro turístico no es tan grave como lo han manifestado los comerciantes que recurrieron la semana pasada al cierre de sus negocios por la falta de seguridad por parte de las autoridades.

Agregó que los comerciantes de ese puerto turístico "exageran un poco" porque, indicó, no solo en ese lugar se tienen problemas de falta de seguridad, porque “en todo el estado y en la República se tiene este problema y ese problema en Zihuatanejo no es tan grave como los empresarios están advirtiendo con esas acciones, porque las cifras delictivas van a la baja”.

Por su parte, el presidente de la CANACO en esta capital, Víctor Manuel Ortega Corona, advirtió que al menos unos 600 negocios ubicados en esta ciudad, podrían bajar sus cortinas ante la falta de seguridad por parte de las autoridades, mientras que el dirigente de la COPARMEX aseguró que si no interviene el gobierno federal con mayor determinación en contra de la delincuencia organizada, el asunto de la inseguridad podría salirse de control.

El presidente de la CANACO dio a conocer que en los últimos meses al menos 80 negocios cerraron debido a la falta de seguridad, que obligó a sus dueños a suspender sus actividades comerciales y empresariales, ante la exigencia del pago de extorsiones, cansados de pagar derecho de piso y amenazas, por parte de los grupos delincuenciales que operan en esta capital.

Añadió que el alcalde de este municipio, Marco Antonio Leyva, parece ser que no le interesa atacar el problema de la inseguridad, aun cuando reconoció los esfuerzos que realizan los gobiernos estatal y federal, pero que no ha sido suficiente para parar las extorsiones, secuestros, derechos de piso y las amenazas, por eso dio a conocer que dentro de las acciones de la CANACO, se contempla en fecha próxima el cierre de los 600 negocios afiliados a su organización empresarial.

afcl

Comentarios