17 | FEB | 2020
Foto: Silvia Hernández / EL UNIVERSAL

Firman pacto de austeridad en Quintana Roo

23/11/2016
20:17
Silvia Hernández / Corresponsal
Chetumal, Q.Roo
-A +A
Con este acuerdo se pretende optimizar más de mil 801 millones de pesos anuales; fue firmado por el poder ejecutivo, legislativo, judicial así como los 11 municipios y órganos autónomos

El poder ejecutivo, legislativo y judicial, así como los 11 municipios y órganos autónomos firmaron este miércoles el pacto de austeridad por Quintana Roo, como parte de las primeras medidas de racionalidad, austeridad y disciplina financiera en el ejercicio del gasto público. Con este acuerdo pretenden optimizar más de mil 801 millones de pesos anuales.

En el Centro de Convenciones de Chetumal, el gobernador Carlos Joaquín González firmó este pacto de austeridad, mismo que entrará en vigor a partir de que se publiqué en el periódico oficial del Estado y hasta el 24 de septiembre de 2022.

En su mensaje, el gobernador dijo que, en los últimos años, “hemos visto dos caras de Quintana Roo, un estado líder en turismo y que ha progresado y que crece, pero también la otra cara, una cara que no nos gusta, que es la de un Quintana Roo sumergido en un endeudamiento muy fuerte, salpicado de corrupción institucional”.

Afirmó que a lo largo de muchos años de desatino han conducido a una situación crítica en la entidad, pero aseguró que los “gobernantes no van a seguir despilfarrando el dinero del pueblo”.

Insistió en que la finalidad de este pacto, es racionalizar el gasto y optimizar los recursos públicos para combatir el derroche de anteriores gobiernos en favor de unos cuantos.

“Necesitamos, además de una reconstrucción social, económica e institucional, una reconstrucción moral y de valores; precisamos hacer una revolución pacífica y democrática que implante un modelo que inserte lo social en la manera de organizar lo económico e inserte lo económico en la valorización del desarrollo humano”, enfatizó.

Agregó que el paquete de austeridad está elaborado con realismo, responsabilidad y dosis fuertes de coraje y optimismo.

“Queremos la reconstrucción social, económica, financiera e institucional y en medio de una de las crisis más severas para el estado y un deterioro inaceptable de las finanzas públicas, nos vemos obligados a comenzar con medidas de emergencia”, reiteró.

El objetivo, dijo, es garantizar la estabilidad de la economía y aminorar los problemas sociales, a través de cuatro grandes objetivos: resguardar los empleos existentes y generar otras fuentes de trabajo con mejores salarios; disminuir la desigualdad, aprovechar la situación para impulsar políticas públicas en materia social y económica, e iniciar un sistema social más creíble y efectivo de protección para las mujeres y hombres de Quintana Roo, a fin de que tengan más y mejores oportunidades.

“El bien público no puede ser confundido con el bien personal y la ética de los favores tiene que ser sustituida por la ética de la competencia sana y democrática, por la transparencia, el combate a la corrupción y a todas las formas de despilfarro y desvío de recursos públicos. Pero no puede ser la lucha aislada del gobierno; debe involucrar a todos los poderes y toda la sociedad”, aseguró.

Estas medidas de austeridad estarán orientadas primordialmente a optimizar los recursos destinados a los servicios personales, a una reducción en sueldos y salarios y compactación de plazas, así como al uso racional del transporte aéreo, terrestre, luz, agua, teléfono y servicios de publicidad.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios