Descartan derrame químico por accidente en puerto de Baja California

Profepa comprobó que ningún hidrocarburo u otra sustancia química se filtró luego del hundimiento de un navío en el Puerto de San Felipe

Estados 15/11/2016 19:33 Javier Garduño Actualizada 20:01
Guardando favorito...

Los trabajos de salvamento de una embarcación camaronera permitieron a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Secretaría de Marina-Armada de México (Semar) y la SCT-Capitanía de Puerto, enderezar y reflotar el navío que se hundió en el muelle Fondeport, en el Puerto de San Felipe, Baja California, sin que hubiera derrame alguno.

De acuerdo con la información más actualizada del accidente, al subir la marea y con el apoyo de dos motobombas, las cuales drenaron el líquido del interior de la embarcación “Insurgentes Morelos”, personal de las tres instancias federales llevaron a cabo una revisión al lugar, a fin de detectar algún daño al ambiente posible.

La embarcación afectada pertenece a Sociedad Cooperativa de Producción Pesquera general Oviedo Mota, y al ser descubierta estaba volteada a estribor, junto al muelle pesquero.

La Marina detalló que los inspectores de la Delegación Federal de la Profepa en la entidad, constataron la inexistencia de algún derrame de hidrocarburo u otra sustancia química en la zona, debido a las maniobras de reflote.

La Semar, dio a conocer que no se observaron ejemplares de vida silvestre afectados por el incidente; tampoco hubo impregnación de algún residuo peligroso en la zona del muelle Fondeport ni en la zona de playa.

De acuerdo con los primeros datos, el derrame que se generó en un principio, de aproximadamente 40 litros de aceite lubricado gastado fue contenido con paneles especiales absorbentes para ese tipo de incidentes, por lo que ahora se dará el seguimiento correspondiente del traslado o reparación del buque en el sitio.

La Secretaría también indicó que en la playa no hubo manchas de contaminación y el propietario de la embarcación informó a las autoridades que el accidente ocurrió cuando bajó la marea, al quedar posicionada sobre el fondo marino y reventó los amarres, sin embargo, al subir la marea , el agua entró por la borda inundando los espacios bajo cubierta, provocando que quedara volteada.

Las primeras medidas de seguridad fueron cerrar las llaves que bloquean el acceso de combustible y monitorear el agua para detectar posible contaminación.

lsm

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios