Juega con EPN; esquiva el hoyo 18

Kiosko

En la foto: Quirino Ordaz Coppel (FOTOS: ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Estados 08/08/2016 01:53 Corresponsales EL UNIVERSAL Actualizada 04:11

Juega con Peña Nieto, pero esquiva el hoyo 18

La figura del presidente Enrique Peña Nieto impone en el campo, pues no es fácil jugar con él en una jornada de 18 hoyos; a al menos esa fue la apreciación del gobernador electo de Sinaloa, el priísta Quirino Ordaz Coppel. Nos cuentan que tras la llegada sorpresiva del Presidente y su familia a Mazatlán el fin de semana, don Quirino regresó ipso facto de la Ciudad de México —donde negociaba en el Congreso el presupuesto de 2017— para integrarse al selecto grupo de jugadores que acompañaron durante casi cinco horas al jefe del Ejecutivo federal en el campo de golf. Ordaz Coppel, nos dicen, se mostró reservado en sus habilidades deportivas y discursivas, pese a ser un excelente jugador. Después de la partida, el Presidente y sus invitados degustaron platillos regionales mientras platicaban de todo mientras no fuera de política y del futuro de Sinaloa. ¿Será que don Quirino quedó tan impresionado que prefirió no importunarlo con los problemas de la entidad que gobernará?

 

Los negocios del Bronco

Nos platican que el gobernador de Nuevo León Jaime Rodríguez ha salido muy bueno para los negocios, tanto que ha hecho suyo el adjetivo “independiente” y convirtió su apodo en una marca registrada, por lo que desde hace unos meses promociona el tequila Bronco Independiente, cuyo costo por botella se cotiza en 4 mil pesos. Ahora está por comercializar camisas, pantalones y sillas de montar. En este negocio don Jaime la tiene facilita, pues su única aportación es la marca, lo que le permitirá recibir 20% de las ganancias. Total que no le gusta perder, nos dicen.

 

Las malas decisiones del PRI en Veracruz

Tras el sinuoso proceso electoral que se vivió en Veracruz y que se ha postergado con los jaloneos entre el gobernador priísta Javier Duarte y el mandatario electo, el panista Miguel Ángel Yunes, nos dicen, es momento de que el PRI y el gobierno estatal entren en una profunda reflexión, a la luz del conflicto y con miras a lo que será el relevo en diciembre próximo, para analizar sus decisiones. Nos comentan que valdría la pena revisar el pasado para saber si tuvieron al candidato adecuado. En las encuestas publicadas por EL UNIVERSAL en enero sobre los precandidatos priístas, quien resultó con menor percepción negativa fue el coordinador de Comunicación Social del gobierno de Veracruz, Alberto Silva Ramos, también diputado federal con licencia, con 44.2% de opiniones muy buenas o buenas, aventajando a Héctor Yunes Landa y a José Yunes Zorrilla, que aparecieron con 34.1% y 30.8%. Nos dicen que si el PRI nacional hubiese puesto atención en lo que parece un minúsculo detalle, se habría tomado una decisión inteligente y, por ende, tendrían un resultado distinto, pero se impusieron otros criterios que ahora tienen a Veracruz en problemas postelectorales.

 

Rechazan a ahijado de Beltrones

Desde 2013, cuando el embajador de México en Argentina, Fernando Castro Trenti, perdió las elecciones en Baja California, nos dicen, se marcó una gran distancia entre éste y el ex líder nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones. Actualmente varios priístas del ala de Castro, encabezados por la diputada federal, Nancy Sánchez, insisten en derrocar de la dirigencia estatal al ahijado de Beltrones, Jaime Chris López; a pesar de este intento, al líder nacional Enrique Ochoa no le quedó más que, por “mera lógica política” y cortesía, mantenerlo al frente, pintando así otra derrota para don Fernando, nos dicen.

Temas Relacionados
Kiosko

Comentarios