Reunión en catedral de Cuernavaca no fue ilegal: obispo

Ramón Castro explicó que el encuentro sólo fue para escuchar a víctimas de la violencia. Al acordarse un frente contra Graco Ramírez, el PRD acusó al obispo de violar la ley

Foto: tomada de video
Estados 03/08/2016 22:36 Justino Miranda / Corresponsal Actualizada 23:04

El obispo de la diócesis de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, rechazó que haya violentado la Ley de Asociaciones Religiosas al permitir una reunión de laicos en la catedral de esta ciudad, cuyos asistentes conformaron un frente amplio y acordaron un plan de repudio a las política del gobernador Graco Ramírez, principalmente por la inseguridad pública.

Enterado de la acusación que presentó la dirigente nacional del PRD, Alejandra Barrales, ante el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el obispo difundió un video en redes sociales donde afirma que la reunión fue para escuchar a víctimas de la violencia, así como a maestros, campesinos, transportistas, entre otros, que tomaron algunas decisiones.

Castro dejó entrever que el organizador de la reunión, celebrada el viernes pasado, fue el rector de la UAEM, Alejandro Vera Jiménez, y dijo que un día antes le pidieron la catedral por ser un lugar “céntrico” para los invitados.

Castro, protagonista de tres “caminatas por la paz” y participante en una protesta de organizaciones conservadoras contra los matrimonios igualitarios, dice en el video que el jueves 28 de julio le pidieron recibir a líderes de Morelos para expresara su dolor, sus experiencias y su desesperación, ante la inseguridad pública que vive el estado.

“El obispo debe escuchar a todos. Me dijeron que iban a ser como 50 pero rebasaron las 100 personas y además vino la prensa y eso le dio otro toque. Yo estuve en la reunión, escuché el dolor de tantas personas, las inconformidades, que es mi opinión, pero sobre todo se dirigieron al señor rector (Alejandro Vera Jiménez)”, citó el prelado.

Aseguró que durante el desarrollo de la reunión, a la que acudieron representantes de grupos sociales, maestros, transportistas, campesinos y pueblos indígenas, entre otros, solo escuchó.

“De ahí, entre ellos, tomaron algunas decisiones para hacerse notar y ser escuchados. Su servidor no abrió la boca, solo escuchó y creo que el haberlo hecho no viola ninguna Ley de Asociación Religiosa”, afirmó el obispo al negar asimismo que uno de los temas de discusión haya sido la Ley de Matrimonios Igualitarios. De hecho, dijo, más de la mitad de los participantes esta a favor del matrimonio igualitario y eso demuestra que no fue un tema expuesto ni abanderado por su persona.

El martes la dirigencia nacional del PRD exigió a la Segob frenar el activismo político del obispo de Cuernavaca a quien señaló de emprender una campaña en contra del mandatario estatal, Graco Ramírez.

El reclamo perredista ocurrió luego de que el lunes, en la instalación del Consejo Consultivo del PRD, Graco Ramírez demandó la “mínima solidaridad” de su partido para enfrentar la “embestida” del obispo, pues frente a los ataques a su administración “el partido no dice nada”.

El gobernador consideró que el activismo del obispo se originó tras la iniciativa de ley sobre matrimonios igualitarios, misma que fue aprobada por el Congreso del estado y que, como se informó, originó que algunos líderes religiosos pidieran voto de castigo al PRI en las elecciones del 5 de junio.

afcl

Comentarios