Diputados ganan el doble que 'Malova'

El pago de los legisladores en Sinaloa es de 151 mil 998 pesos con 12 centavos entre prebendas y bonos; el gobernador del estado percibe 75 mil 788 pesos al mes

Diputados ganan  el doble que  Malova
Los 40 legisladores perciben por salario 42 mil 498 pesos con 12 centavos más 40 mil pesos para gestión social; 30 mil de fondo de ahorro; 15 mil para gastos de combustible; 12 mil 500 para transporte y 12 mil más para hospedaje (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Estados 05/05/2016 01:17 Javier Cabrera Martínez / Corresponsal Culiacán Actualizada 04:21
Guardando favorito...

Los diputados de Sinaloa reciben un ingreso mensual bruto de 151 mil 998 pesos con 12 centavos; adicionalmente, a los coordinadores de las fracciones parlamentarias se les asigna un bono mensual de 30 mil pesos. Para el presidente de la mesa directiva en turno, el apoyo es de 20 mil pesos.

Sus percepciones contrastan con los 75 mil 788 pesos mensuales que recibe el gobernador, Mario López Valdez (Malova), quien desde 2013, como parte de un programa de austeridad, redujo 10% los salarios de funcionarios.

De acuerdo al desglose, los representantes del pueblo reciben un salario mensual neto de 42 mil 498 pesos con 12 centavos.

A esto se le suman 40 mil pesos para gestión social; 30 mil pesos de fondo de ahorro; 15 mil pesos para gastos de combustible; 12 mil 500 para pago de transporte y 12 mil para hospedaje y alimentación.

En forma adicional a sus ingresos, cada uno de los 40 legisladores gozan de la asignación presupuestal de 70 mil pesos mensuales para contratación de asesores.

Cada una de las fracciones parlamentarias tiene fijada una cantidad mensual para gastos como contratación de secretarias o personal de apoyo, erogaciones que tienen que ser comprobadas mensualmente.

La bancada del PRI, por ser la más numerosa con 22 diputados, recibe un bono mensual de 264 mil pesos; le sigue Acción Nacional con 10 diputados y 120 mil pesos.

El Partido Sinaloense, con tres representantes, obtiene un apoyo de 36 mil pesos, y la fracción del PRD, que la integraban hasta octubre dos diputados, recibe 24 mil pesos.

Con la renuncia de Ramón Lucas Lizárraga a su militancia perredista, dicho partido perdió la posición de fracción parlamentaria.

Asignan Ipad a diputados

En abril pasado a los 40 diputados locales se les asignó una tableta electrónica con 16 GB de capacidad como parte del proyecto de modernización del Poder Legislativo, los cuales fueron adquiridos, bajo un contrato de arrendamiento a un año y medio, con un costo mensual de 61 mil pesos.

La justificación de la entrega de estas tabletas la reseñó el secretario general del Congreso del Estado, Carlos Loaiza Aguirre, en el sentido que con estos equipos, el gasto por la impresión de las iniciativas, de casi un millón y medio de pesos, se reduciría a 732 mil pesos anuales.

Con estos equipos, se precisó, los diputados conocerán, 24 horas antes de las sesiones, el orden del día, las iniciativas de ley y los temas a discutir que estarán abiertos a la ciudadanía, como parte de la transparencia del Congreso.

Pero, la mayoría de las iPad son utilizadas para otro fin distinto para el que se arrendaron.

“Se lo presté a mi hijo menor”, dijo el diputado de Movimiento Ciudadano Mario Imaz López, y calificó de apresurada la adquisición de dichos equipos, en virtud de que no se cuenta con la implementación tecnológica ni del presupuesto para colocar pizarras electrónicas para las votaciones y otros implementos modernos.

El ex coordinador de la bancada panista y actual líder estatal del PAN, Adolfo Rojo Montoya, explicó que él utiliza el iPad como herramienta.

Señaló que pese a que aún no se adapta en el recinto legislativo los equipos tecnológicos para la votación electrónica, los equipos que se les dotaron son utilizados, por algunos legisladores, como instrumentos de consulta necesaria.

Se justifican

En septiembre pasado, el joven egresado de la carrera de Informática, José Ignacio Buelna Gil, presentó, ante la oficialía de partes del Congreso del Estado, una iniciativa de ley para reducir el salario base de los diputados locales al equivalente a 60 salarios mínimos mensuales.

Justificó su propuesta en el sentido de que los legisladores reciben apoyos desmedidos por transporte, combustible, alojamiento, alimentos, gastos médicos, gestión social y fondo de ahorro, lo que los coloca como una clase privilegiada en Sinaloa.

La iniciativa fue archivada, pero la bancada priísta precisó: “Los ingresos de los diputados de Sinaloa se encuentran dentro de los parámetros del promedio nacional”.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios