Montebello pierde su esplendor por polución

Por la presencia de contaminantes, expertos e investigadores alertan del cambio de coloración de los estanques, originalmente de tonos azules y turquesas

El sistema lacustre contaminado se integra por los lagos La Encanta, Bosque azul, El Potrero, Yalmuz, San Lorenzo, Liquidámbar, Chachaj y Balantetik (FREDY MARTÍNEZ. EL UNIVERSAL)
Estados 26/03/2016 01:23 Fredy Martín Pérez / Corresponsal Lagunas de Montebello Actualizada 11:16
Guardando favorito...

[email protected]

En el Día Mundial del Agua, investigadores y miembros de la sociedad civil alertaron del cambio de coloración del líquido hasta en un 40% en los depósitos del parque nacional Lagos de Montebello, lugar apreciado por la tonalidad única de sus aguas.

Los investigadores y miembros de la sociedad civil se reunieron en Bosque Bello, donde dieron a conocer las acciones que han llevado a cabo instituciones como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y otras dependencias investigadoras, para conocer las causas del cambio de color de algunos de los lagos.

El parque nacional que cuenta con más de 45 lagunas de tonalidades que van del azul turquesa al verde, iniciaron su cambio de color desde hace más una década, y desde entonces no se han tomado acciones para contrarrestar el daño, acusaron.

Cambios dramáticos. El investigador de la UNAM Roberto Bonifaz calificó como “dramática” el problema en la zona que se registra entre enero y febrero de 2003, al grado que el sistema lacustre originalmente de una tonalidad azul, se tornó “color malteada”, como dijo su menor hijo al ver los lagos durante un paseo por la zona.

Bonifaz dividió el parque nacional en dos sistemas principales: los lagos de planicie y los lagos de montaña, es decir, los primeros que están localizados en el lado poniente y el segundo en el oriente.

Asimismo, explicó el experto, el sistema lacustre que está contaminado en su totalidad está integrado por los lagos La Encanta, Bosque azul, El Potrero, Yalmuz, San Lorenzo, Liquidámbar, Chachaj y Balantetik.

Este sistema representa 40% del conjunto de lagos que están el parque nacional, es decir, un 90% de los estanques de planicie.

Así las albercas naturales son las que están “totalmente contaminadas”, mientras que los lagos de montaña, por encontrarse en una zona más amplia, aun conservan su color, como Cinco Lagos, Tziscao, San José, Laguna Esmeralda y otros.

El investigador recordó que hace dos décadas, el arqueólogo Carlos Navarrete, quien ha trabajado por más de medio siglo en la zona arqueológica de Chincultik, alertó de la “cosas raras” que desde hace tiempo sucedían en el lago de Balantetik.

Los pobladores de la comunidad Hidalgo hicieron lo propio y denunciaron la presencia de olores fétidos y la muerte de peces entre enero y febrero de 2013.

Después de la alerta que lanzó Navarrete sobre lo que pasaba en Lagos de Montebello, lamentablemente, “no supimos atenderlas a tiempo, hasta que vino el desequilibrio completo del sistema y tenemos este problema”. Bonifaz estimó que por “fortuna” el sistema que está contaminado tiene un reflujo que va hacia la Poza del Soldado, que culmina en un sumidero, lo que “da una cierta esperanza de que en la medida de que evitemos la llegada de nutrientes, el sistema se pueda recuperar”.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua), a través del Fondo de Agua y la Comisión Nacional para la Ciencia y la Tecnología (Conacyt), sacaron una convocatoria en el año 2011 para hacer el estudio de calidad de agua en este sistema lacustre que viene desde la Laguna Juznjaba, ubicada en el municipio de Comitán, a unos 60 kilómetros de distancia de los lagos de Montebello.

Temas Relacionados
Lagunas de Montebello
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios