San Bernardino. Juan Carlos ya no regresará para Noche Buena

La madre y hermanos tendrán una silla vacía en la cena de Noche Buena, en recuerdo de Juan Carlos Espinoza de Santiago, muerto en el ataque a un centro de Salud en California

Juan Carlos migró a Estados Unidos para cursar la universidad. /Cortesía
Estados 05/12/2015 02:00 Amalia Escobar / Corresponsal Actualizada 02:00
Guardando favorito...

En casa de mi madre estará una silla vacía en nuestra cena de Noche Buena, dijo el doctor Jesús Efraín Espinoza de Santiago, hermano de Juan Carlos, originario de Ciudad Obregón, quien murió en el ataque armado en un centro de Salud en San Bernardino California.

El día de San Juan, el 24 de junio, cumplió los 50 años, era el menor de los 15 hijos de mi madre doña  María Ascensión de Santiago Caro y mi padre Lucio Espinoza, dijo Jesús a EL UNIVERSAL.

“Un hombre de trabajo, honesto, buen hijo, buen hermano, buen padre, un hombre ejemplar”, expresó con orgullo.

Juan Carlos Espinoza de Santiago será sepultado en San Bernardino, California, Estados Unidos, por decisión de su familia, su esposa Sandra Mendoza, su hija Jerusalén de 26 años y su hijo Jonathan, de 13 años.

Se crió en la colonia Plano Oriente, donde estudió la primaria en la escuela “Héroes de Nacozari”, luego cursó la secundaria en la antes llamada Secundaria Federal Número 2, “Moisés Sáenz” y la preparatoria la llevó en Guadalajara.

Posteriormente, persiguiendo el sueño americano, se fue a un intercambio académico –a San Bernardino- y allá se quedó hace 26 años, donde cursó la universidad.

Siempre fue muy dedicado en sus estudios –dijo-, terminó la carrera de Biólogo, lo que le permitió escalar al puesto como inspector de salud en el mismo Condado de San Bernardino, California.

Hay un gran dolor y un gran vacío en la familia, nos visitaba de tres a cuatro veces por año, sin faltar a la cena de Noche Buena en  la casa de mi madre, dijo el médico odontólogo Jesús Espinoza de Santiago.

Comentó que el Cónsul de Estados Unidos ya se comunicó con su madre para ofrecer todas las facilidades a los familiares y que puedan viajar a Estados Unidos, pero hasta el momento las autoridades mexicanas no se han puesto en contacto con ellos.

Mi madre está sufriendo mucho, tiene 85 años y era el menor de sus hijos, todos lo vamos a extrañar esta Navidad, expresó su hermano.

Fotografías proporcionadas por la familia:

crs/ml

Guardando favorito...

Comentarios