Asesinan a tiros a dos personas en Chilpancingo

La SSP estatal informó de la muerte de Alberto Guzmán Solano, dirigente de colonias populares, y de Bernardo Carreto, hermano del ex director de Seguridad Pública de Chilapa

Estados 22/12/2015 18:28 Vania Pigeonutt / corresponsal Actualizada 21:04

Luego de la jornada violenta del lunes que dejó como saldo 14 muertos en diferentes puntos del estado, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) informó del asesinato, en hechos distintos, del dirigente de colonias populares, Alberto Guzmán Solano, así como de Bernardo Carreto, hermano del ex director de Seguridad Pública de Chilapa, Silvestre Carreto.

De acuerdo con información de la SSP, dos hombres a bordo de una motocicleta atacaron a Guzmán Solano, quien resultó herido y falleció al llegar al hospital general Raymundo Abarca Alarcón, al que fue trasladado por sus familiares.

Los hechos ocurrieron cerca del mediodía, dos meses después de que Guzmán marchara junto a otros habitantes en la capital para exigirle al alcalde, Marco Antonio Leyva, seguridad en las colonias más alejadas de Chilpancingo y no sólo en el centro, ante el repunte de la violencia en la entidad.

Alberto Guzmán murió de dos tiros en el pecho.

La SSP informó que en Chilapa, en la comunidad indígena de Tepozcuahutla fue asesinado de un tiro en la cabeza, Bernardo Carreto González, hermano de Silvestre Carreto, ex director de Seguridad Pública de ese municipio y padre de tres desaparecidos desde mayo pasado tras la irrupción de hombres armados a ese lugar, acusados de pertenecer al grupo delictivo “ Los Ardillos”.

Este homicidio se da tan sólo dos días después del asesinato de Filiberto Corraltitlán Yectli, director de Tránsito de Zitlala, municipio contiguo a Chilapa, donde han ocurrido varios sucesos violentos este año, como el asesinato de seis personas, entre ellas cinco familiares de Carreto González, en la comunidad de Tetitlán de las Limas, el 9 de noviembre.

El reporte policiaco indica que al momento de su asesinato, Bernardo Carreto regresaba a su comunidad, Ahuihuiyuco, que junto a las antes mencionadas están en la línea fronteriza de Quechultenango, municipio vecino donde la PGR ha informado que se siembra amapola, y es centro de operación de “Los Ardillos”.

A Carreto González lo mataron a quemarropa frente a sus familiares: se dirigía en una camioneta hacia su casa cuando lo bajaron hombres armados y le dispararon, señala el parte informativo.

En mayo Bernardo Carreto denunció que en un retén que instalaron los civiles armados que irrumpieron a Chilapa, -grupo que según la policía se disputa el territorio con “Los Rojos”- bajaron a sus hijos Víctor, Juan y Manuel Carreto Cuevas de 15, 21 y 25 años respectivamente y los desaparecieron.

Desde esa fecha, Bernardo Carreto González buscaba a sus hijos.

Ha habido una persecución contra la familia Carreto: el 3 de diciembre  fue ejecutado a tiros a el hijo del ex director que fue destituido por no consideraron confiable por parte de la federación, Alejo Carreto en la comunidad de Ahuihuiyuco. Sin embargo, desde mayo tras la irrupción de los armados Crispín Carreto  de 39 años de edad y su hijo Samuel Carreto Vázquez, de 15 años, están en calidad de desaparecidos.

ahc/ml

Comentarios