3

Aureoles reconoce acciones de EPN en seguridad

El gobernador refrenda su propuesta de un nuevo comienzo para Michoacán
Foto: @gobmichoacan
01/10/2015
16:52
Notimex
Morelia
-A +A

Tras asumir la gubernatura de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo reconoció al presidente Enrique Peña Nieto su firme y decidida acción para alcanzar importantes avances en la recuperación de la seguridad y el Estado de derecho en la entidad.

Ante el Congreso local, el mandatario perredista admitió que las visitas permanentes, cada 15 días del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, a fin de coordinar y supervisar el cumplimiento del Plan Michoacán, fueron decisivas para alcanzar importantes avances en seguridad.

Arropado por gobernadores del PRD, PVEM, PRI y PAN, así como los dirigentes nacionales del PRD y PRI, Carlos Navarrete y Manlio Fabio Beltrones, en ese orden, advirtió que a Michoacán le ha fallado una parte importante de la clase política.

"La inseguridad pública, el imperio de la ilegalidad y la impunidad, la crisis de las finanzas públicas, la ineficacia e inconsistencia gubernamental, y los conflictos sociales, han sumido a Michoacán en una vorágine de desequilibrio e incertidumbre", agregó.

Luego de reconocer la presencia de quien fuera su contricante en los comicios, la panista, María Luisa Calderón, refrendó su propuesta de un nuevo comienzo para Michoacán, pero aclaró que no significa "un borrón y cuenta nueva, ni como una amnesia ilusoria, sino una base sobre la cual construir la transformación del estado".

Más aún, destacó que la marchas y los plantones de diversos grupos, las tomas en edificios públicos, los bloqueos en calles y carreteras, y las tomas de casetas, "son ya parte del paisaje habitual michoacano. Estos disturbios, si bien algunos nacen de justas exigencias, estrangulan la actividad económica y dañan la imagen del estado", anotó.

"Soy un férreo defensor de la libertad de expresión, pero hemos rebasado lo tolerable, se afectan los derechos de terceros y a la ciudadanía en su conjunto, por eso, es urgente romper este ciclo perverso en el que todos perdemos", sentenció.

Frente al encargado de la política interior del país, quien acudió con la representación presidencial, Aureoles Conejo afirmó que su gobierno no será de quejas y lamentos. "Mi administración no será una de excusas. Tampoco será una administración que esconda la cabeza o evada la realidad".

Advirtió que es momento de asumir las responsabilidades y los compromisos; comprometió a no dar espacio a la ineficiencia, la corrupción o la ausencia de espíritu de servicio.

En el Centro de Convenciones, el nuevo gobernador ratificó que por encima de cualquier interés personal o de grupo, su administración va a sumar esfuerzos y recursos con el gobierno federal.

"Queda atrás la falta de coordinación y desconfianza con las autoridades de la federación", sostuvo al tiempo de anunciar que habrá de reducir su salario en un 25 por ciento de manera inmediata.

Ratificó además su compromiso de lograr que Morelia, Uruapan y Lázaro Cárdenas, sean municipios seguros en un año, y en un plazo no mayor a tres años, Michoacán sea un estado con la seguridad que demanda la sociedad.

En ese sentido, demandó a los municipios presentar de inmediato la acreditación de controles de seguridad de sus cuerpos policíacos y advirtió que quienes no lo han hecho, lo hagan de inmediato, por lo que dio un plazo de 15 días para concluirlo, porque de lo contrario presentará ante la Procuraduría General de la República (PGR) la denuncia contra quien resulte responsable.

"Asumiré la responsabilidad de la seguridad del estado, no me lavaré las manos diciendo que son temas que competen a la Federación", ofreció.

spb

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS