Suscríbete

Instalan filtros de seguridad en Guerrero

Estados 23/09/2015 00:37 Notimex Acapulco Actualizada 00:38

Buscan impedir el paso de normalistas a Chilpancingo; fue instruido por el gobernador Rogelio Ortega y la SSP local

Los normalistas salieron de su escuela en Tixtla rumbo a dicha capital pero alrededor de las 8:00 de la mañana, en el punto conocido como "El Túnel" fueron interceptados por los policías antimotines

Elementos antimotines les frenaron el paso y les dijeron que no los dejarían seguir su camino a Chilpancingo, entonces regresaron a los autobuses que dieron vuelta como si fueran a regresar, sorpresivamente atravesaron un tráiler y le prendieron fuego.

En ese momento los presuntos estudiantes comenzaron a lanzar pedradas, bombas molotov y petardos contra los policías.

Tras la gresca se registraron al menos 11 lesionados, cinco de ellos antimotines de la Fuerza Estatal y un normalista de Ayotzinapa, así como 6 policías retenidos por estudiantes.

Los estudiantes de Ayotzinapa demandan la aparición con vida de sus 43 compañeros desaparecidos hace un año por las policías municipales de Iguala y Cocula.

También, un grupo de inconformes rodeó el cerro por uno de los costados del túnel y atacó por la retaguardia a un grupo de antimotines

Cuatro policías que habían sido retenidos por presuntos normalistas luego del enfrentamiento en Tixtla, fueron trasladados a una clínica del ISSSTE en Chilpancingo.

Los agentes, fueron atendidos y trasladados por elementos de Protección Civil.

Por otra parte, egresados de dicha normal acudieron a la caseta de cobro de Tixtla.

En el lugar realizaron acciones de boteo con la finalidad de recaudar fondos para sus compañeros y padres de los 43, quienes se trasladarán a la Ciudad de México.

El gobierno del estado colocó filtros de seguridad integrados por elementos de las policías federal y estatal en el tramo carretero Tixtla-Chilpancingo, a fin de impedir que vehículos con manifestantes ingresen a la capital a cometer actos vandálicos.

El secretario General del Gobierno, David Cienfuegos, informó en entrevista que este operativo tiene como objetivo garantizar la seguridad de las personas y los bienes en Chilpancingo, así como en otras ciudades como Iguala y Acapulco.

Ello, expuso, a la luz de las manifestaciones que exceden el ejercicio legítimo del derecho de manifestarse y de reunirse.

Explicó que esos filtros de seguridad para impedir el paso a los normalistas continuarán el tiempo que sea necesario para garantizar a la ciudadanía una seguridad que se ve rota cuando los manifestantes exceden su derecho y empiezan a agredir.

"Tenemos la instrucción de bloquear el acceso a la ciudad de Chilpancingo de aquellos vehículos que traen manifestantes y que eventualmente pudieran traer instrumentos o artefactos explosivos que se utilizaron en la Fiscalía General del estado", detalló.

Indicó que el gobernador del estado, Rogelio Ortega, ha sido claro al señalar el principio de tolerancia extrema que se registró en los primeros meses de esta administración, donde se busco el diálogo, y la tolerancia debe de finalizar.

"Lo que ha ocurrido el domingo con la toma de la caseta de la Autopista de Sol y el bloqueo a la altura del Parador del Marqués en Chilpancingo se considera como un acto de provocación, máxime que se llegó al extremo de agredir a las personas que transitaban por la carretera", comentó.

En ese sentido, señaló que se ha tomado la determinación de que cualquier manifestación que exceda los derechos debe de considerarse fuera de la ley y ese tipo de movilizaciones no se debe de permitir.

Comentó que sólo se busca garantizar la seguridad de la ciudadanía y en estos filtros participan más de 300 elementos de la Policía Federal y 200 más de la Policía Estatal.

Los elementos de las policías estatal y federal participarán en los distintos filtros que se han establecido en las carreteras que vienen de Tixtla a Chilpancingo e impedir el paso a grupos movilizados.

Este operativo de seguridad que se implementó para impedir el paso a los normalistas a la capital del estado fue instruido por el gobernador Rogelio Ortega y la Secretaría de Seguridad Pública.

Añadió que ante la situación en el estado el mandatario pidió el lunes la autoridad federal el apoyo de las fuerzas federales para incrementar la seguridad.

Aseguró que los edificios de gobierno no serán reforzados, sin embargo habrá recorridos por parte de elementos policiacos para impedir que grupos de cualquier tipo de manifestantes pueda robar oficinas o secuestrar autobuses.

Recordó también que a raíz de ese operativo policiaco por la mañana hubo un incidente donde manifestantes secuestraron a cinco policías y se los llevaron hasta provocarles diversas lesiones que provocaron su ingreso al hospital.

Añadió que por los hechos se iniciaron las averiguaciones previas correspondientes e informó que durante el enfrentamiento los mismos normalistas se lesionaron al utilizar los cohetones que arrojaron a las fuerzas del orden.

jlc

Comentarios