18 | MAR | 2019
Joquín López-Dóriga salió del nocticiero estelar de Las estrellas. Su lugar fue ocupado por Dennise Maerker. También perdieron su programa Brozzo y Adela Micha, quienes comenzaron nuevos proyectos dentro de la misma televisora (ARCHIVO EL UNIVERSAL)

El futuro alcanzó a la televisión

27/12/2016
00:04
Janet Mérida
-A +A
Las nuevas plataformas provocaron un cambio drástico al cual se tuvieron que adaptar Televisa, Azteca, Canal 11 y el 22

[email protected]

2016 ha sido el año con más cambios en televisión abierta, algunos con tiempo de preparación y otros drásticos pero todos en busca de atrapar a una audiencia que actualmente no se queda frente al televisor: toma el teléfono, la tablet o la computadora para buscar lo que quiere ver, a la hora que quiere.

El año comenzó con uno de los cambios más importantes: el apagón analógico. El 31 de diciembre pasado se cambió la transmisión analógica por la digital. La transición se dio de manera escalonada así que los productores señalaron que era difícil hablar de ratings precisamente por esto.

Otros cambios han tocado diversas áreas de la tv. Por ejemplo, el principal espacio de noticias del canal 2, conducido hasta entonces por hombres se puso en manos de Denise Maerker tras la salida de Joaquín López-Dóriga. Lolita Ayala también concluyó su espacio de noticias.

El nombre de telenovela ha cambiado en muchas producciones por el de teleserie: historias más rápidas y con menos capítulos llegan a la pantalla chica y varias ya no muestran a mujeres indefensas y frágiles en espera del amor de su vida. Mujeres de negro y La candidata fueron dos de las apuestas en Televisa este año mientras que Azteca llegó con Rosario Tijeras, teleserie que causó polémica por abordar el tema del narco. Los programas de revista tienen un espacio dedicado a lo que ocurre en redes sociales y hasta dan seguimiento a fenómenos virales como Lady Wuu y Rubí.

Las series creadas en México van ganando espacio especialmente con historias de ídolos mexicanos como Hasta que te conocí… Juan Gabriel (estrenada el 10 de julio pasado) y Por siempre Joan Sebastian… el poeta del pueblo (estrenada en Las estrellas el 1 de agosto). La segunda, producción de Carla Estrada, fue criticada por varias fallas en la ambientación. Entre correr y vivir y Celia son otras historias que han llegado a la señal de Azteca. También han vuelto viejos formatos como Los Peluches e Historias Engarzadas o realities como La voz... México, en Televisa y MasterChef, en Azteca.

Malas decisiones. No todas las apuestas han funcionado. Varios programas concluyeron de golpe su transmisión en la recta final del año. El late night show de Arath de la Torre, Esta noche con Arath, concluyó el 7 de noviembre, 12 programas después de su inicio.

El espacio de las 22:30 horas fue ocupado por las series Nosotros los guapos y 40 y 20, producidas para la plataforma Blim inicialmente.

A principios de diciembre otros cambios se volvieron noticia y tomaron por sorpresa incluso a sus titulares: el conducido por Adela Micha, En entrevista por Adela; Chapultepec 18 y Si me dicen no vengo, con Joaquín López-Dóriga; Peladito y en la boca, de Víctor Trujillo así como Alebrijes: Águila o Sol, con Maricarmen Cortés, José Yuste y Marco Antonio Mares.

López-Dóriga continúa en la Televisora pero Adela externó su sorpresa. Dijo que había pasado a las filas del desempleo porque al mismo tiempo concluyó su programa de radio.

Dos programas de Azteca también llegaron a su fin inesperadamente, uno de ellos fue el programa de espectáculos Más allá del chisme que un mes antes había sido anunciado como una de las nuevas apuestas del Siete. El otro fue Nada es lo que parece. Al darse a conocer la noticia el productor David Ortiz (del primer programa) dijo a EL UNIVERSAL que “(la cancelación) no se veía venir”.

Emilio Azcárraga Jean, presidente del consejo de administración de Televisa, dijo a los medios de comunicación: “Hay una posibilidad de seguir invirtiendo en nuevas plataformas, creo que Televisa siempre va a estar a la vanguardia, hay muchos cambios y son constantes. Tenemos una oportunidad de aprovechar los cambios tecnológicos para llegar a la audiencia de la manera en que quiere que le lleguemos. Ya no es a través de un canal ideal sino de los móviles, de los canales de paga y de otras ventanas”.

El 17 de octubre pasado, una nueva televisora inició transmisiones: Imagen televisión. En cuanto a entretenimiento se refiere, una de las apuestas fue Perseguidos, serie cuyo nombre inicial fue El Capo.

Por otro lado, Canal 11 y Canal 22 sobresalieron por ser nombradas televisoras oficiales de los Juegos Olímpicos de Río 2016. Ambas ofrecieron programas de análisis, informativos y culturales sobre las Olimpiadas.

El 3 de agosto pasado Canal 22 lanzó su señal 22.1, con oferta inclinada al arte y la cultura y que dio cobertura total a los Juegos Olímpicos de Río 2016, la FIL de Guadalajara y el Festival Internacional Cervantino. En julio pasado, este canal lanzó su nueva programación y dio a conocer su incursión en plataformas digitales con Canal 22 para la educación, Lab 22, Canal 22 a la carta (Video On Demand) y una aplicación llamada Noticias 22.

Mientras tanto, Canal 11 fue premiado por sus producciones originales durante el Festival Pantalla de Cristal.

De las 14 nominaciones que obtuvo en cuanto a series de ficción, ganó 11 con la producción de Juana Inés, mini serie histórica. Maestros y ¡Yo soy yo! lograron menciones especiales.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios