19 | MAR | 2019
El productor de la obra, Juan Torres, anunció que extenderán temporada en el Teatro Hidalgo; arrancarán el 20 de enero, para terminar a mediados de año (ALEJANDRO ACOSTA. EL UNIVERSAL)

Fieles a la tradición, en 'La jaula de las locas'

07/01/2017
00:06
César Huerta
-A +A
Los actores de la puesta en escena compartieron sus recuerdos del Día de Reyes, cuando partieron la rosca

[email protected]

En día de Reyes Magos, Aída Pierce recibía ropa, Mario Iván Martínez veía a su mamá disfrazarse de hada o bruja y Roberto Blandón siempre sacaba muñeco de la rosca.

Así que cuando en esta ocasión, junto con el elenco completo de la comedia musical Las jaulas de las locas partieron ese pan adornado con frutos secos, los recuerdos se agolparon sentados sobre el escenario.

“¡Cuando era niña era frustrante!”, exclama Pierce. “Los juguetes me los traía Santaclós y los Reyes, calzones, vestidos y eso, pero lo bonito era la reunión familiar y el chocolate que mi abuela hacía con agua”, rememora.

A su lado Mario Iván, ya personificado de Zazá, uno de los homosexuales dueños de un centro nocturno en donde se realiza esta comedia de enredos, apunta que su madre, la también actriz Margarita Isabel, siempre les hacía divertido el 6 de enero.

Y lo ha extendido a las nuevas generaciones de la familia.

“Mi mamá hacía siempre todo un show, en esa época cuando nos portábamos bien se disfrazaba de hada y cuando mal, de bruja, lo malo es que esta última caracterización era la que más nos gustaba”, cuenta riendo.

“Con mi sobrina, cada Día de Reyes hemos hecho algo especial, llamado a compañeros disfrazados, iluminación música, todo”, abunda.

Este Día de Reyes fue especial para La jaula de las locas, pues una semana antes el productor Juan Torres oficializó una extensión de temporada en el Teatro Hidalgo de la Ciudad de México que arrancará el 20 de enero, para terminar a mediados de año.

Fue por adelantado, así como cuando Roberto se encontró los juguetes que supuestamente le iban a entregar Melchor, Gaspar y Baltasar, siendo él niño.

“Sabía que se acababan las vacaciones y no llegaban lo Reyes, era por ahí del 4 de enero y llegaron antes (risas) porque me puse a jugar al encontrarlos”, cuenta.

Agrega nostálgico: “A cada rato mi abuela ponía muñecos para cada nieto, así que todos alcanzábamos y salíamos contentos con la rosca”.

En esta ocasión, Aída y Mario Iván sacaron la figura.

Y tendrán que llevar tamales a toda la producción el 2 de febrero. “Es la tradición”, exclama el actor.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios