Mijares festeja en familia

El cantante asegura que uno de sus deseos en estas fechas es poder seguir en escena

“Las fiestas las paso con mis hijos, como vivimos puerta con puerta estamos siempre juntos”, explicó el cantante. (IVAN STEPHENS. EL UNIVERSAL)
Espectáculos 21/12/2016 00:07 Erika Monroy Actualizada 07:35

[email protected]

A Mijares le gusta más el recalentado. El cantante comenta que entre en los romeritos y el bacalao prefiere la segunda vuelta, luego de la cena en la Nochebuena.

El momento de compartir la mesa y el pan es uno de los favoritos del cantante, sobre todo porque es la oportunidad de pasar un momento especial con la familia y sus hijos.

“Éstas son épocas muy familiares”, dice el intérprete de “Bella” y “Para amarnos más”.

Dice que también sus dos hijos, José Manuel, de 15, y Lucero, de 11, prefieren estar en familia.

“A ellos les gusta mucho estar con su mamá, con sus primos, son muy de familia, también tienen sus cuates”.

Tras su presentación en Bellas Artes, donde grabó el disco Mijares 30. Sinfónico desde el Palacio de Bellas Artes, sorprendió al posar públicamente con su ex esposa Lucero y sus dos hijos.

La pareja, que se divorció en 2011, había mantenido en bajo perfil a sus retoños. Con ellos Mijares mantiene comunicación todo el tiempo.

“Las fiestas las paso con mis hijos, como vivimos puerta con puerta estamos siempre juntos”, explica el cantante de 58 años, quien asegura que parte de sus deseos en estas fechas es seguir sobre el escenario.

Después de más de 30 presentaciones junto a Emmanuel, Mijares comenta que seguir en el negocio de la música es cada vez más complicado, así que pide tener salud y energía para seguir adelante.

“No se trata de que yo tenga salud o él, debemos tenerla los dos para seguir dando conciertos. Son 30 años de muchas actividades. Cada año es planear discos, hacer discos y luego los shows”, dice el cantante.

 

Las tres décadas más importantes. Además, eso de cumplir 30 años de carrera musical ya no sólo es una carrera contra el tiempo, también lo es con los cambios tecnológicos y con el público mismo.

“Ahora tienes un respuesta muy rápida e inmediata, como en algún concierto, alguien ya lo subió a Internet y dice si le gustó o no. Tienes que ir caminando a la par de la modernidad y no puedes quedarte estancado. Es una forma diferente de vender y hacer discos. La grabación es diferente a como se hacían en los 80”.

Él, cuando menos, reconoce que ha tenido que aprender a “textear”, a “dar likes” y mandar tuits.

La cosa no termina ahí, la cuestión de los comentarios tanto negativos como positivos son algo que debe enfrentar, pero reconoce que prefiere quedarse con la parte amable de todo ello.

Luego de tres décadas en los escenarios y entregando su voz al público, Mijares asegura que no piensa en el retiro y que él seguirá hasta que el cuerpo aguante. “Ya no está aguantando mucho”, dice de broma.

“Hay que seguir adelante hasta que el público diga otra cosa. Ya de repente estás cansado de tantos viajes, porque vas en carretera y luego te regresas, incluso cuando vas en avión”, explica.

A pesar de los momentos cansados, Mijares reconoce que aún disfruta mucho de estar en la tarima y más cuando lo hace al lado de Emmanuel, incluso confiesa que extraña a su colega cuando tiene que hacer alguna presentación en solitario.

“Creo que la dinámica que hemos generado al cantar canciones del uno y del otro le ha gustado mucho al público y así lo seguiremos haciendo mientras ellos lo permitan”.

Es así como el tour de los amigos tendrá su presentación 38 en el escenario del Auditorio Nacional el 26 de enero y antes en Acapulco, y asegura que seguirán haciéndolo juntos.

El cantante dice que agradece por la complicidad con el público, que es gracias a las personas que compran su disco, que adquieren un boleto para sus presentaciones que el sigue trabajando. Y su deseo de Navidad... tiene que ver con su experiencia cantando en Bellas Artes.

“Hasta para las personas que están sentadas ahí, la experiencia es única, la vibra te impone, pero es algo muy especial”.

Comentarios