Arte oaxaqueño por la educación
La cantante ha sido defensora de los derechos de la mujer (CORTESÍA SONY MUSIC)

Arte oaxaqueño por la educación

26/11/2016
00:10
Cristina Pineda
-A +A
Lila Downs presentó la edición 10 de Arte Mezcal de Destilería Los Danzantes, que apoyará a niñas

[email protected]

Lila Downs afirma que tras la victoria de Donald Trump en las elecciones por la presidencia en EU queda tener fuerzas, agallas y mucho trabajo para demostrar que nada de lo que ha dicho de los mexicanos es cierto.

“No es que seamos malos pero, al mismo tiempo, es el odio lo que nos carcome. Ya me tocó vivir en el odio en una etapa en Oaxaca, donde hubo enfrentamiento violento, justo en mi tierra; me di cuenta que no está nada bueno y es difícil sobrevivir en la guerra. Creo que el amor y el perdón nos lleva a lugares mejores. Hay que demostrar nuestra grandeza desde un lugar más elevado que aquellos que todavía quieren ir 100 años atrás”, expresó.

La cantante ha sido en los últimos años una gran defensora por los derechos y el empoderamiento a la mujer, por lo que ayer en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer manifestó que sigue siendo un tema difícil de tratar pero que es justamente hablando de ello que se pueden tratar los casos que cada día se dan en el país.

En un restaurante en Coyoacán presentó la décima edición de Arte Mezcal de Destilería Los Danzantes, que apoya con un porcentaje al Fondo Guadalupe Musalem A.C. que apoya a las niñas oaxaqueñas. Con la iniciativa que nació hace 10 años para enaltecer la imagen del estado se han otorgado becas a 125 personas en bachilleres, 27 en universidad y se han ganado tres premios nacionales de la Juventud. La mayoría de ellas se entregan a mujeres sin recursos con otros sueños a los de casarse o tener hijos.

“Vemos a mujeres jóvenes que se empoderan y van cambiando su aspecto intelectual y emotivo porque tienen tutores que las van acompañando; tienen un contacto con el exterior por medio de las becas que les abre el mundo académico en otros países.

“El mezcal en mi tierra es un elixir que se toma, sabiéndolo administrar, y puede sacar el ángel o el diablo, ese es el secreto de esa relación con las culturas originarias. Lo pensé mucho porque puede haber una asociación negativa entre la educación de mujeres jóvenes y el mezcal, pero desde el punto de vista que estamos en un parteaguas históricamente con nuestro vecino yanqui al norte que ni siquiera quiero pensarlo. También hay que enfrentarlo y aunque se instigó mucho odio no quiero vivir en el odio, quiero vivir en el amor. Este es amor por mi patria, por el pasado, por nuestro futuro, por las mujeres jóvenes de comunidades indígenas y mestizas de México”, agregó la cantante.

La bebida está hecha de agave arroqueño y maguey que en la zona de Oaxaca donde fue extraído es conocido como maguey del horno, por lo que su cultivo es limitado. Por ello, la edición de botellas también lo será, sólo con mil 400 de ellas lanzadas al mercado con un libro artesanal de ilustraciones del artista plástico Humberto Valdez, y textos inspirados por ella en beneficio para equipar un taller en Zacatecas.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios