Héctor Bonilla no actúa por dinero
06 | DIC | 2019
2
El histrión recién participó en el montaje Lluvia de alegrías (ALEJANDRA LEYVA. EL UNIVERSAL)

Héctor Bonilla no actúa por dinero

06/06/2016
00:05
Ariel León
-A +A
El actor, quien dice ya no sentirse atraído por la tv, trabaja en un proyecto acerca de la Constitución de 1917 que dirigirá y escribirá y en apoyar el teatro para niños

[email protected]

Héctor Bonilla no está cerrado a trabajar en donde lo llamen, siempre y cuando, el proyecto aporte , pues aunque dice que mucho tiempo tuvo que actuar en cosas que no le gustaban para poder comer, hoy a sus 77 años no le interesa estar en proyectos masivos.

Quizá esa es una de las razones por las que el histrión lleva más de dos años sin aparecer en televisión, situación que podría cambiar este año, si su proyecto televisivo acerca de la Constitución de 1917 se aprueba.

“Estoy esperando que me aprueben el presupuesto, la bibliografía es muy extensa, tengo que estudiar siete volúmenes sobre la Constitución, no he podido meterme de lleno por que tengo otros proyectos y aún no me aprueban qué presupuesto”, señaló el actor en entrevista con EL UNIVERSAL.

Bonilla señaló que en este proyecto él fungirá como director y escritor y no actuará, pues hacerlo le quitaría el tiempo necesario para realizar el trabajo como él requiere.

“Ya sé lo que quiero escribir, es mucha información y estará perfectamente documentado para contar la maravilla que fue la Constitución de 1917 y cómo nos la acabamos con todos estos parches de la corrupción para que no puedan ser dañados los gobernantes, lo cual le ha dado en la torre”, dijo.

Aunque aún no tiene definido el medio por el que llevará a cabo este trabajo, el primer actor no descarta que si alguna plataforma como Netflix le ofreciera pantalla, él aceptaría.

Además de señalar que estas empresas abren la competencia televisiva, también crean nuevos trabajos para los actores que normalmente no aparecen en la televisión abierta.

“La tv abierta esta en un problema tremendo por que aparece un fenómeno como Netflix y destaza el sistema de comercialización. Me da gusto que hayan propuestas y que cada vez se hagan mejores cosas, porque estas plataformas necesitarán de actores y espero que cuando estas productoras vayan a hacer sus castings vayan a escuelas de actuación y no ha bares o gimnasios como hace la tv abierta”, aseveró.

Aunque está abierto a trabajar con Netflix, el actor no opina lo mismo de Blim, plataforma creada por Televisa, pues afirmó, la relación que tiene con la televisora de San Ángel es nula.

Esto, aunado a que Televisión Azteca actualmente no esta produciendo series ni melodramas, hace que el regreso de Bonilla a la televisión tradicional cada vez sea más lejano.

“De entrada hoy en día yo no vivo de la televisión, he hecho televisión, he luchado por hacer una mejor televisión por años y lamentablemente es algo que no se dio”, explicó.

Es por eso que actualmente el teatro es el lugar en el que el actor desfoga su creatividad y aunque aseguró que este medio jamás tendrá los alcances de la tv, dijo que es el lugar en el que siente con más libertad para trabajar.

“Muchos años hice televisión por la lana, claro que hoy también la necesito, pero ningún proyecto que hago hoy depende de la remuneración económica que pueda tener, hoy mis hijos ya son adultos e independientes, por eso mi esposa y yo nos podemos enfocar en hacer trabajos que realmente valgan la pena”, expresó.

Entre los proyectos que este matrimonio tiene está el crear más propuestas teatrales enfocadas en los niños y en despertar el interés por el teatro desde temprana edad.

Y es que tras su participación el mes pasado en el montaje Lluvia de alegrías, le ha nacido el interés por rescatar este tipo de proyectos, que aseguró actualmente no tienen tanta difusión en la cartelera nacional.

“Desafortunadamente el teatro nunca tendrá la resonancia tan masiva que la tele tiene, aunque los proyectos sean infinitamente superiores. El teatro se ve por una pequeña parte. Recuerdo que cuando hicimos El diluvio que viene, fue un gran suceso, logramos que medio millón de espectadores la viera, eso pocas veces sucede en el teatro, pero te enfrentas a que una telenovela, que por más mala que sea, tiene un auditorio potencial de 35 millones de personas, no hay mucho que hacer”.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios