“Hacer a una mujer mala es divertido”: María Rojo
María rechazó varias veces invitaciones para trabajar en el género de terror. “Me asusta lo que tenga que ver con la mente” (CORTESÍA)

“Hacer a una mujer mala es divertido”: María Rojo

26/11/2016
00:07
César Huerta Ortiz
-A +A
En "Jirón de niebla", que llega a las salas, se quedó con el rol que haría Geraldine Chaplin

[email protected]

Miedo, dice María Rojo, es el que sintió en Tlatelolco el 2 de octubre de 1968, pensando que podía tocarle un balazo del Ejército.

Pavor, agrega, es a lo que juega con la mente humana, como su personaje en María de mi corazón, que al final queda encerrado en un manicomio, soltando la frase: “Yo sólo vine a hablar por teléfono”.

“Me aterroriza todo eso que tiene que ver con el infierno de todos tan temido, más que cosas como que de pronto se azote la puerta”, señala.

Pero cuando le ofrecieron un personaje en el filme de terror Jirón de niebla, basado en un guión original de Carlos Enrique Taboada, autor de Más negro que la noche y Hasta el viento tiene miedo, no lo pensó.

En primera instancia interpretaría a una mujer que ayuda a otro con su amistad, pero al final se quedó con el protagónico que por motivos de agenda ya no pudo hacer Geraldine Chaplin: la tía de un chico (José Ángel Bichir) quien tras ser emparedada, se le aparece a varias personas.

“Hacer a una mujer mala, muy mala, es divertido”, ríe la actriz.

En una secuencia, para educar al pequeño, lo obliga a colocarse zapatos metálicos para caminar por la casa.

“Esta vieja amargada, que odia a su hermana por haberse casado y desquitarse con su sobrino, estaba bien escrito desde un principio”, abunda Rojo.

Conocida por La tarea y Rojo amanecer, María había recibido varias invitaciones para trabajar en el género, a las que había desechado por no gustarle tanto. “A mí me asustan las cosas que tenga que ver con la mente y esta pues tiene eso”, abunda.

Jirón de niebla es dirigida por Julio César Estrada (Cañitas y El libro de piedra) estrenada este fin de semana en 60 salas, luego de haberse obtenido los derechos hace casi una década.

“Sólo conservamos la premisa original, todo lo demás es nuevo”, destaca el cineasta, “sí hay homenaje, pero quería separarme de él”.

“Taboada es generacional, crecí con él, después de ver El libro de piedra me asomaba tras las cortinas esperando que no estuviera Hugo (personaje de ese filme) ahí”, revela.

Jirón de niebla se filmó en una primera versión por el propio Carlos Enrique Taboada hace más de 20 años, llevando en el estelar a Raúl Araiza, pero nunca fue terminada y al menos la mitad se perdió.

José Ángel, hijo y sobrino de los también actores Odiseo y Demian Bichir, respectivamente, se dejó crecer el cabello y usó sacos de época para el personaje. Es de las personas que, cuando piensa mucho en algo, puede verlo como si fuera real.

“Por una película de terror, si funciona, hace que no duerma por semanas, aquí el personaje pierde la conciencia tras ver la muerte de su madre y con el infierno vivido con su tía”, considera el histrión.

Todo el equipo coincide en que nada raro pasó durante la filmación, como leyendas urbanas dicen.

Alejandro Felipe, quien tenía 14 años cuando interpretó a José Ángel de niño, recuerda que todos los días Rojo le daba lecciones.

“Repasaba todo conmigo y eso me dijo todo lo profesional que se debe ser en esto”, expresa.

Arcelia Ramírez, Joaquín Cosío, Andrea Verdeja y Verónica Merchant completan el reparto.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios