Trabajar con Clint, hazaña de Eckhart

El actor presentó en Morelia la película dirigida por Eastwood sobre el piloto que acuatizó en el río Hudson

Aaron develó una butaca con su nombre en Cinépolis Centro (ARMANDO SOLÍS. EL UNIVERSAL)
Espectáculos 26/10/2016 00:11 César Huerta / Enviado Actualizada 11:05

[email protected]

Morelia.— Durante el primer día de rodaje de Sully: hazaña en el Hudson, Aaron Eckhart cometió el error de preguntarle al actor y director Clint Eastwood lo que debía hacer.

“Se me quedó viendo, se dio la vuelta y se fue”, narra el actor.

El participantes en Batman, el caballero de la noche y Yo, Frankenstein debía interpretar a Jeff Skiles, copiloto del vuelo 1549 que en enero de 2009, ayudó en el amarizaje forzozo en el río estadounidense, tras quedarse inutilizados los motores debido a un choque con aves en pleno vuelo.

Tom Hanks sería el estelar y la idea era mostrar los antecedentes, lo sucedido en la travesía aérea y sus consecuencias.

“Entonces aprendí que Clint deseaba que confiáramos en nosotros, por algo estábamos ahí y debíamos confiar en nuestro trabajo porque él lo hacía”, agrega.

“A él le gustan los actores, porque él lo es, así que nos dio mucha libertad para ello”.

Eckhart estuvo en esta ciudad para presentar la película en el marco del Festival Internacional de Cine de Morelia. A su paso por la alfombra roja, reconoció que tras hacer el largometraje, se siente más seguro al volar.

“En la vida real Sully, el capitán de este vuelo, tiene más de 20 mil horas de vuelo y gracias a su capacidad y su experiencia pudo aterrizar este avión, así que ahora tengo más confianza en los vuelos, creo que lo que me da más miedo ahora es a la comida y al agua, he tenido muy malas experiencias”, señaló el actor estadounidense.

“Lo más emocionante de esta película fue trabajar con Clint y Tom, dos de los más grandes actores y directores, Clint tiene 86 años y estaba en el set sin importar que fuera de día o de noche, y siempre tenía una sonrisa o una broma”, recordó.

Durante la jornada Aarón develó una butaca con su nombre, que será colocada en el Cinépolis Centro de esta ciudad, donde ya se encuentran las de Tim Roth, Alfonso Cuarón y Peter Greenaway, entre otros.

Instantes después de ello, el actor aseguró que el cineasta mexicano (Y tu mamá también y Gravedad) es uno de sus directores favoritos.

“Me gustaría trabajar con algún mexicano y conocer alguno mientras esté aquí”, expresó.

Tras la función y pese a que elementos de seguridad le tocaban el brazo para alejarlo del cine, Aaron decidió quedarse por casi cinco minutos otorgando autógrafos y selfies a quienes así se lo pedían.

Calderón e hijos de Arriaga. En la jornada de ayer del festival en Morelia, el artista plástico Miguel Calderón, quien presentó su filme Zeus y en el que aborda las relaciones humanas y los instintos.

También se presentaron los hijos de Guillermo Arriaga, Santiago y Mariana, quienes esperan tener su ópera prima, luego de experimentar en la dirección con el cortometraje Libre de culpa, que esperan traer al festival en 2017. “Es el primer proyecto juntos y creo que nos funciona bastante bien, así que seguiremos haciendo producciones juntos”.

Con información de Notimex

Comentarios