Se encuentra usted aquí

Es tiempo de mirar hacia adelante 

Los legisladores tenemos la responsabilidad de consolidar los procesos legislativos y estructurales iniciados hace cinco años
21/12/2017
01:57
-A +A

México vive uno de los procesos de transformación más importantes de la historia contemporánea. Con visión de futuro y con la convicción de construir una nación próspera y con oportunidades para todos, en el Senado de la República privilegiamos el diálogo y los acuerdos para poner al día nuestro andamiaje jurídico e institucional.

Hemos tenido la visión y la sensibilidad para distinguir y afrontar los retos propios de un mundo globalizado, donde la sociedad del conocimiento y las Tecnologías de la Información demandan una transformación constante para ser competitivos en el escenario internacional.

Hoy, México tiene un rumbo claro, hemos fortalecido nuestras instituciones democráticas y de procuración de justicia; la economía crece y el número de empleos que se han creado es el más alto de la historia; el campo está creciendo y es más productivo; pasamos de una política social asistencialista a un esquema que brinda oportunidades para que más familias puedan contar con mejores condiciones de vida.

Estamos llegando a la recta final de dos Legislaturas que por sus logros y alcances pasarán a la historia, no sólo por ser de las más productivas, sino también porque se dio respuestas a demandas en el ámbito social, político y económico que por décadas habían sido postergadas.

El trabajo legislativo realizado por el Senado de la República durante este periodo, ha sido fundamental para consolidar las reformas emprendidas a lo largo de los últimos cinco años.

Con las reformas y leyes aprobadas, sentamos las bases para el crecimiento y desarrollo de México de cara a los retos del presente siglo. En 2018, comienza nuestro último periodo legislativo, El Grupo Parlamentario del PRI está comprometido de continuar trabajando para sacar adelante los temas pendientes que urgen a nuestro país y que demandan los mexicanos.

Los senadores del PRI hemos trabajado con un objetivo común: actualizar nuestro marco normativo para fortalecer la democracia, generar mayores oportunidades de desarrollo económico y social y salvaguardar las libertades y derechos de los mexicanos.

Gracias a los acuerdos logrados con los distintos grupos parlamentarios, se han creado leyes que buscan generar prosperidad, seguridad y bienestar.

El balance del trabajo legislativo es positivo. Durante este periodo se realizaron más de 65 reformas legislativas en distintas materias y aprobamos siete leyes que fortalecen al Estado mexicano.

Con la aprobación de la Ley de Seguridad Interior, dimos un importante paso que dará certeza jurídica a la actuación de las Fuerzas Armadas en sus tareas de defensa y preservación de la seguridad, garantizando el respeto pleno de los derechos humanos y libertades de los mexicanos.

El titular de la FEPADE y los magistrados electorales que los senadores de la República elegimos, tienen la responsabilidad de vigilar el proceso electoral del próximo año, que será uno de los más complejos e importantes de la historia contemporánea de México, a ellos corresponde garantizar la consolidación de un proceso eficaz, transparente y democrático.

A fin de fortalecer la autonomía de la institución encargada de la procuración de justicia, eliminamos el pase automático de Procurador a Fiscal General de la República.

Logramos grandes avances en materia económica al asegurar la certeza jurídica de los derechos de propiedad y establecer las bases para una mayor inclusión financiera a través de la regulación de las empresas que utilizan las plataformas de las Tecnologías de la Información. De igual forma realizamos las adecuaciones necesarias para asegurar la estabilidad y la viabilidad de las finanzas públicas de las entidades federativas y municipios.

Uno de nuestros principales compromisos ha sido el de promover las políticas que permitan una igualdad entre hombres y mujeres, así como una mayor inclusión de la población más vulnerable, por ello, aprobamos diversas leyes para erradicar la violencia contra las mujeres, salvaguardar los derechos e integridad de las niñas, niños y adultos mayores.

Para diversificar y fortalecer nuestras relaciones con el mundo, aprobamos 23 instrumentos internacionales, que afianzan nuestra presencia y liderazgo global.

Estas importantes tareas, si bien fueron logradas con el trabajo conjunto y consenso entre las diversas fuerzas políticas, vislumbran las importantes tareas y desafíos que todavía tenemos que atender en el último periodo de sesiones del próximo año.

México no puede estar al margen de las transformaciones, tenemos que dar respuesta a las demandas cotidianas de los mexicanos y a los desafíos del Siglo XXI. Debemos partir de las transformaciones realizadas para que cada mexicano pueda construir su propia historia de éxito.

De cara a la recta final de esta Legislatura, los legisladores del PRI reafirmamos nuestro compromiso para seguir privilegiando el diálogo serio y responsable, tal como lo hemos hecho desde el inicio de la pasada legislatura, nuestro objetivo no es otro que seguir trabajando a favor de México.

2018 se presenta como un año crucial para definir el rumbo nacional para las próximas décadas. A meses de concluir el último periodo de sesiones, los legisladores tenemos la responsabilidad de consolidar todos aquellos procesos legislativos y estructurales que iniciamos hace cinco años; debemos trabajar arduamente, dar garantía y seguridad a la ciudadanía.

Es tiempo de mirar hacia adelante. Hoy, más que nunca, México requiere de la unidad y el trabajo de todos para construir un país de oportunidades, competitivo, próspero y más incluyente.

Coordinador del PRI en el Senado

Coordinador del Grupo Parlamentario del PRI en el Senado