21 | MAR | 2019
En Times Square, la mayor atracción es el conteo y el descenso de una bola de cristal. (Foto: Archivo El Universal)
En Times Square, la mayor atracción es el conteo y el descenso de una bola de cristal. (Foto: Archivo El Universal)

Queman al viejo para recibir al nuevo

31/12/2016
02:15
Staff
-A +A
La agencia de viajes Mundo Joven hizo una selección de las mejores tradiciones, desde Chiapas hasta Filipinas

Chiapas: queman a "El Viejo"
Los días previos al fin de año, se realiza un muñeco relleno de papel, trapo y pirotécnia que representa el año viejo.Dos días antes, se pone frente a las casas con un letrero alusivo al fin de este periodo y una lata para recoger el dinero o limosna que será empleada para comprar golosinas que se reparten a los niños. El último día del año, “El Viejo” es quemado a la medianoche.

 

Italia: tiran la casa por la ventana

Los italianos acostumbran aventar muebles por la ventana para sacar todas las malas vibras que quedan. Hay que tener mucho cuidado al pasear por una calle en el último día del año… ¡Si te descuidas podría caerte una silla en la cabeza! Incluso hay programas para integrar a los turistas en estas fechas.
 

Filipinas: vestidos con bolitas
Las mujeres portan vestidos llenos de bolitas o lunares de colores vivos para despedir el año, entre más bolitas tenga la prenda, más suerte y éxito se tendrá en el año que comienza.
Además, los filipinos abren todas las puertas, ventanas y cajones antes de la medianoche, golpeándolos con fuerza y haciendo bastante ruido para dejar entrar la suerte.

Dinamarca: a romper toda la vajilla

Realizan una cena para celebrar, lo que la hace diferente es que al final de la comida se rompen los platos contra el suelo, aunque también pueden ser azotados contra la puerta de un vecino. Esto simboliza el cariño y buena vibra que se le desea a la otra persona. Para atraer la buena suerte, todos los invitados se suben a una silla y… uno, dos, tres: ¡todos brincan al mismo!

New York: la bola de cristal
La tradición inició en 1904 cuando el dueño del periódico, Adolph Pchs, organizó un espectáculo de fuegos artificiales que tuvo gran éxito. Para 1907, mandó a construir una bola de hierro y madera con foco, para sorpresa de la gente que solo esperaba ver el espectáculo de fuegos artificiales, la bola comenzó a bajar.
Fue ahí que inició la tradición, miles de personas de todo el mundo se dan cita en Times Square para verlo y además es transmitido a todo el mundo por televisión.
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios