Alebrijes: vacaciones fantásticas en Oaxaca

Conoce a dos grandes maestros artesanos. Algunas de sus piezas pueden costar 200 mil dólares
Taller de Jacobo y María Ángeles, en San Martín Tilcajete. (Foto: Luis Sandoval)
Taller de Jacobo y María Ángeles, en San Martín Tilcajete. (Foto: Luis Sandoval)
11/12/2016
07:00
Samantha Michelle Guzmán
-A +A

Toros enfurecidos de colores brillantes y seres de aspecto mitológico son algunas de las piezas que diseñan Jacobo y María Ángeles (tilcajete.org), pareja que hace 25 años abrió su taller de alebrijes en el pueblo de San Martín Tilcajete, a una hora de la ciudad de Oaxaca.

Las figuras, talladas en madera de copal, están inspiradas en la cultura zapoteca. Primero hay que tallar la forma de la criatura con todo y detalles. Esto tarda de dos a cuatro semanas. Al terminar se pone a secar la madera, proceso que puede tomar alrededor de ocho meses. Cuando está lista, se pinta con tinte natural o acrílico. Una obra cuesta de 800 a mil pesos.

A 40 minutos está San Antonio Arrazola, otro pueblo dedicado a los alebrijes. La Casa de la Iguana es el taller de Gerardo Ramírez. Él y su familia han colaborado con Cristina Pineda, creadora de la marca Pineda Covalín. También trabajan con la madera de copal, y su inspiración es la naturaleza. Ofrecen piezas desde 100 pesos; ha vendido obras hasta por 700 mil pesos. Mi Escape (miescape.mx) realiza tours a la comunidad.

Para vagar: Mezcal Educational Tours (mezcaleducationaltours.com) realiza paseos para conocer la elaboración del destilado con pequeños productores. En la ciudad visita el restaurante Las Quince Letras (lasquinceletras.mx), dedicado a la gastronomía típica del estado.

El hotel La Casona de Tita (lacasonadetita.com.mx) pertenece al programa de excelencia Tesoros de México. Sus habitaciones están decoradas con obras que puedes adquirir.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS