Hidalgo: guía de placeres

Los mejores atractivos y rinconcitos para comer, según las recomendaciones de Marco Beteta

Prismas Basálticos en Huasca de Ocampo. (Foto: Cortesía Secretaría de Turismo de Hidalgo)
Prismas Basálticos en Huasca de Ocampo. (Foto: Cortesía Secretaría de Turismo de Hidalgo)
Destinos 17/04/2016 00:30 Marco Beteta Actualizada 00:30

Uno de los encantos del estado de Hidalgo es su tradición culinaria. Producto de la fusión prehispánica y mestiza, muchos de sus platillos, como los escamoles y chinicuiles, la barbacoa o los mixiotes y el pulque son parte del patrimonio nacional. La cercanía con la Ciudad de México lo convierte en un destino perfecto para una escapada foodie de fin de semana.

PARA CONOCER

Pachuca. De apacible encanto provinciano. Uno de sus más grandes atractivos es el Exconvento de San Francisco, donde se aloja la Fototeca Nacional. En esos muros antiguos y de grueso espesor se conserva el acervo fotográfico más importante del país y uno de los más relevantes a nivel internacional.

El archivo Casasola y los fondos de Tina Modotti, Guillermo Kahlo y Edward Weston se cuentan entre las colecciones más valiosas, custodiadas por el INAH.

Tampoco deje de visitar la Plaza Principal y su famoso reloj —réplica del Big Ben londinense—, el Archivo Histórico y el Museo de Minería.

Huasca de Ocampo. A poco más de media hora de la capital se encuentran las famosas haciendas de San Miguel y Santa María Regla, mandadas construir a mediados del siglo XVIII por Pedro Romero de Terreros, Conde de Regla y fundador del Monte de Piedad. Estas propiedades se transformaron en cómodos hoteles. A corta distancia se localizan los Prismas Basálticos, una maravilla natural.

Mineral del Chico y Real del Monte. Pequeños, pintorescos y cercanos Pueblos Mágicos rodeados de settings boscosos cuyo pasado está íntimamente ligado a la historia minera de la región. Incluya en su itinerario de viaje el Parque Nacional El Chico, la Mina San Antonio y el Museo Mina de Acosta.

Tula. Conocida en su momento como Tollan Xicocotitlán, fue uno de los principales asentamientos comerciales mesoamericanos entre los siglos VI al XII. Su zona arqueológica es célebre por sus imponentes atlantes.

PARA DORMIR

Camino Real Pachuca. Confort contemporáneo, con el sello de la marca. Servicio profesional y consistente. Cuenta con gimnasio y una aceptable cocina. Dirección: Camino Real de la Plata 15. En la Zona Plateada. Teléfono: (771) 717 8500. www.caminoreal.com

PARA COMER

Don Horacio. Sencillo, famoso y muy concurrido por locales. Los gusanos de maguey, la barbacoa y los pastes son los estelares. Dirección: Hidalgo 24. En Pachuquilla. Teléfono: (771) 716 0525.

El Capitán Comedor. Innovadora propuesta de cocina gourmet mexicana contemporánea. Recomiendo probar el mixiote de carnero y la lengua en adobo de pulque. Dirección: Avenida Revolución 1106, colonia Revolución. En Pachuca. Teléfono: (771) 153 0078.

Real del Monte. Fonda familiar de gran tradición. Casera y consistente sazón. El mixiote y el molcajete minero son una delicia. Dirección: Hidalgo 55. Centro. En Real del Monte. Teléfono: (771) 797 0996.

Don Mauri. Gastronomía típica hidalguense con más de 40 años de experiencia. El sazón perfecto proviene de la familia Maya. Los escamoles, chinicuiles y la sopa de médula son un must. Dirección: Carretera Tula-Refinería Km 4.5. En Tula. Teléfono: (773) 732 4633.

 

Temas Relacionados
Beteta recomendaciones Hidalgo

Comentarios