20 | NOV | 2019
'Thieminho', quien ama a México, lució una playera del Tricolor y sombrero de charro para levantar el 'Guaje' (ÁLEX CRUZ. EFE)

Triunfo bajo el legado de Muster

29/02/2016
00:45
Alejandro Rodríguez
Acapulco
-A +A
En su era juvenil, Thiem enfrentó al tetracampeón del AMT; ahora es el rey de Acapulco

[email protected]

Cuando Dominic Thiem tenía 17 años e iniciaba su carrera como profesional, se encontró con su ídolo en uno de sus primeros torneos ATP que disputaba. El austriaco estuvo cara a cara con su tenista favorito, la leyenda de su país Thomas Muster. Y mejor aún, lo iba a enfrentar.

Muster intentaba regresar al circuito en el certamen de Viena luego de años de retiro, en tanto que Thiem disputaba sus primeros torneos fuera de la categoría juvenil. Dominic no tuvo piedad. Puso tanto empeño por lucirse ante Muster que terminó por derrotarlo 6-2 y 6-3. Fue su primera victoria ATP.

El sábado pasado, Thiem cumplió otro sueño relacionado con su ídolo. Ganar el Abierto Mexicano, certamen en donde Thomas escribió parte de su legado al conquistarlo por cuatro años, de 1993 a 1996. Esta nueva cara del tenis austriaco se impuso al australiano Bernard Tomic por 7-6 (6), 4-6 y 6-3, en la noche del sábado, en la cancha principal.

“Esta victoria tiene muchos motivos para alegrarme. Se trata de mi primer torneo que gano en cancha dura, el primero de un ATP 500. Un momento muy especial para mí. A eso, agréguenle que fue un torneo que lo ganó hace mucho tiempo Muster. Esto le da otro extra para ponerme feliz”, reconoció Dominic en entrevista exclusiva con EL UNIVERSAL, momentos después de recibir el trofeo de campeón.

Luego de una corta ducha, recibió la réplica del Guaje de Plata de manos del director del certamen, Raúl Zurutuza. Aceptó que se lo enviarán a su casa en Lichtenworth y así evitar una historia como la de otros campeones, como el español Rafael Nadal, que extravió su trofeo en un taxi. El verse como campeón del torneo de Acapulco, le hizo recordar su partido contra Muster y reflexionar lo mucho que lo inspiró para ir tras sus pasos.

“Todo niño en Austria que se dedica al tenis quiere ser como Muster, y yo tengo el privilegio que jugué contra él cuando hizo su regreso. Para mí fue una situación única el poder enfrentarlo. Tengo el gusto de conocer a un icono en el deporte austriaco”, agregó.

‘Thieminho’, como se autonombra al ser fan de futbol y en especial de los jugadores brasileños, reconoce que encontró un amuleto en una playera de la Selección Mexicana de futbol para la final en Acapulco. Como se le veía utilizar una playera del Chelsea en los pasillos del Princess a lo largo de la a semana del torneo guerrense, el comité organizador decidió regalarle una camiseta del Tricolor, con su nombre grabado. Misma que portó todo el tiempo antes de jugar la final.

“Me gusta mucho México. No sólo porque tienen una linda playera de futbol, sino porque me encantó este país desde que vine a un par de torneos cuando era juvenil. Desde entonces ya he regresado varias veces. Por eso fue un lindo presente de Raúl [Zurutuza, director del Abierto] y del torneo el que me hicieron el viernes en la noche. No dudé en ponérmela y no quitármela más que para salí a jugar. Ahora, siempre que venga a México, me la voy a traer”, compartió el joven de 22 años que recibió otra playera del Tri, pero con el grabado de “Campeón del AMT”, abajo del número 16.

Sobre su conquista, dijo que lo más complicado fue adaptarse a la superficie dura. Incluso, llegó a pensar en que sería eliminado de manera rápida. Por eso apostó a su saque, que al final le resultó al terminar con el mejor porcentaje de efectividad de primer servicio del torneo, con un 40 por ciento.

“Llegué tarde a Acapulco por venir del torneo de Río de Janeiro y por eso me costó mucho trabajo el primer partido. No creía que podía llegar a cuartos de final, lo mismo pensé en las semifinales y ahora, mira, logramos vencer a un muy buen jugador como es Bernard”, expresó el tenista también conocido como ‘Dominator’.

De Acapulco agradeció el ambiente que el público generó. Thiem cerró en México un tour de tres torneos por América Latina, en donde también sumó la conquista en el certamen de Buenos Aires.

“América Latina es un buen lugar para mí, claro. Fue una buena decisión venir a estos torneos que empezaron en Buenos Aires y que concluí en México”, sostuvo Dominic.

Hoy aparece en las listas de ránking de la ATP en el lugar 14. Cada vez más cerca del top ten.

“¿Qué viene para mí en el resto de la temporada? No lo tengo muy claro. Apenas han pasado dos meses del inicio del año y he hecho muchos puntos. Creo que el paso natural es el buscar dar el salto al top ten en el ránking”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios