Borja, amado por aficiones rivales

Enrique fue goleador con los auriazules en la década de los 60 y pasó al América en una polémica transacción; no hubo reproches de la porra felina

Llegó a Pumas en la campaña 1963-64 y salió en 1969. Con América en la temporada 1970-71 logró el título de goleo (Especial)
Universal Deportes 03/12/2015 00:23 Édgar Luna Cruz Actualizada 00:24
Guardando favorito...

[email protected]

La rivalidad entre Pumas y América ha sobrepasado el tema cancha. La confrontación entre felinos y Águilas lleva connotaciones hasta sociales, es por eso que siempre que un futbolista nacido en una de estas dos cunas pasa al otro lado, los reclamos de ambas aficiones salen a relucir.

Y son fuertes e hirientes... Tal vez demasiado.

Quien empezó todo fue nada menos que Enrique Borja. El llamado ‘Cyrano’, goleador de época durante los 60 y 70. Pasó del Universidad Nacional a los entonces llamados ‘cremas’ en 1969, en una transacción muy polémica que paralizó al futbol mexicano en su momento, y pese a lo que pudiera pensarse, a Borja no le llamaron ‘mercenario’ o ‘traidor’. Ha sido el único al que no se le ha reprochado el cambio y a la fecha es amado por la gente que sigue a las dos instituciones.

“Sí, tuve la gracia de que ambas aficiones siempre me han tratado muy bien —recuerda Borja—. Cuando jugaba en América y visitaba a los Pumas, sí había chiflidos, pero se entendían porque la afición quería que ganara su equipo, pero de eso a que me gritaran otras cosas, como sucede ahora, para nada”.

Después de Borja, pasaron muchos años para que otro jugador puma se vistiera de americanista o viceversa. Pasaron nombres como los del mismísimo Hugo Sánchez, Luis García, Joaquín del Olmo, Adolfo Ríos, José Luis Salgado, Alberto García Aspe, Adrián Chávez y Efraín Juárez, siendo los casos más sonados los de Moctezuma Serrato y Raúl Salinas, jugadores procedentes de América que llegaron a los Pumas sin el aval de la afición universitaria, lo que provocó su salida.

Tanto Serrato como Salinas fueron abucheados cada vez que saltaban a la cancha de Ciudad Universitaria, pero la desaprobación fue mucho más allá, pues hubo agresiones físicas para ambos futbolistas.

“Espero que ahora no pase nada en ese aspecto”, solicita Enrique Borja. “Para mí estos dos equipos están jugando a un gran nivel, muchos dirán que es una final adelantada, así la veo yo, quizá haya alguna ligera ventaja para uno u otro club, pero ésta desaparece a la hora de que inicia el partido que, reitero, debe marchar de forma normal, con la pasión de siempre, pero que esta no se desborde”, reitera.

Temas Relacionados
Pumas-América Enrique Borja
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios