Santa Cruz pierde corona e invicto

En decisión dividida, los jueces determinan que el británico Frampton es el nuevo monarca pluma AMB

Foto: @ShowtimeBoxing/ Santa Cruz pierde corona e invicto
Universal Deportes 30/07/2016 23:14 Brooklyn Redacción Actualizada 23:14

Leo “Terremoto” Santa Cruz (32-1-1, 18 KO) perdió su corona mundial y su condición de invicto en un cerrado combate ante el británico Carl Frampton (23-0, 14 KO) en el Barclays Center. Los jueces tuvieron que definir al vencedor por decisión mayoritaria ante el descontento del mexicano por el resultado en contra.

Ambos boxeadores tuvieron sus propios rounds de lucimiento, pero los jueces dictaminaron un 114-114, 116-112 y 117-111 para dictaminar a Frampton como nuevo nuevo monarca pluma de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB)

“Sabíamos que era una pelea difícil, sabía que iba a ser cerrada. Por eso quiero la revancha y que sea en Los Ángeles”, expuso Santa Cruz.

“Es difícil asimilar mi primera derrota. Queda regresar al gimnasio, prepararnos y regresar con mucha fuerza. Siento que gané el combate, pero eso no quita que Frampton sea un gran campeón”, agregó el ahora ex monarca.

El combate inicio con ambos boxeadores conectando de igual manera. Un primer round para medir distancias, alcancde y aun sin una ventaja clara para nadie.

Santa Cruz ejecutó sus primeros buenos intercambios de golpes para el segundo episodio. Todo parecía ir mejor para el mexicano, pero “Terremoto”, recibió un jab cuando estaba mal parado que lo hizo retroceder hasta las cuerdas y poco estuvo de ir a la lona.

Frampton encontró con la izquierda la clave para conectar importantes ganchos sobre la quijada de Leo. Fueron varias veces los obuses del norirlandés los que estallaron sobre el rostro del mexicano ante el alarido de varios británicos que llegaron hasta Brooklyn.

Al octavo, Frampton empezó a disminuir su movilidad, por lo que el michoacano aprovechó para probar en el terreno corto. Luego aumentó el castigo al cuerpo con la idea de poner a prueba la resistencia de su rival.

Sin embargo, el de Belfast volvió a tomar el ritmo de la pelea para el round 10. Apostó al contragolpe con gran efectividad. Primero evitaba ser conectado y luego arremetía con firmeza.

El británico sentía suya la victoria y, por ello, desde el penúltimo asalto, ya levantaba el brazo en alto. Al final, la lectura de las tarjetas le dio la razón.  

Comentarios