15 recomendaciones para usar tacones sin lastimar tus pies

Te damos varias opciones para que la próxima vez que te subas a los tacones no destruyan tus pies
Recomendaciones para usar tacones sin lastimar tus pies
Toma en cuenta estos tips para que luzcas impecable con tus zapatos favoritos sin destruir tus pies. (Fotos: Cortesía Pixabay e Instagram)
25/07/2017
12:38
Monserrat Guevara Helguera / Clínica de Periodismo
CDMX
-A +A

Es evidente que al usar tacones se estiliza la figura y a las mujeres chaparritas les suma estatura, pero no todo es maravilloso porque suelen terminar lastimando nuestros pies. 

 

via GIPHY

Aquí te daremos las mejores recomendaciones para que tus tacones no te lastimen y no sean un problema.

via GIPHY

1. 'Sticks' y 'sprays' antifricción

Aplicar en las áreas más problemáticas (como el talón y la punta) antes de ponernos los 'tacones asesinos' evitará que se produzcan rozaduras. Estos productos específicos crean una película protectora invisible sobre la piel que produce 'efecto media', evitando que el material del calzado la roce directamente.

 

via GIPHY

 

2. Al congelador:

Llena con agua dos bolsas de plástico pequeñas, ponlas dentro de los zapatos y guárdalos en el congelador. El tamaño de las bolsas aumentará cuando el agua se solidifique y los zapatos cederán. Además, al ponértelos su forma se irá adaptando a la de tu pie (con el plus del efecto frío para mejorar la circulación). Otra variante es sustituir las bolsas de agua por papel periódico.

 

via GIPHY

 

3. Almohadillas y plantillas:

No está de más acolchar nuestras pisadas. Para eso, existen plantillas de silicona y almohadillas que se colocan en la parte delantera del zapato (aunque también las hay para el talón o para todo el pie) y alivian la presión que ejerce en esta zona el peso de nuestro cuerpo.

4. Yoga para tus pies:

La profesora de yoga estadounidense Yamuna Zake ha desarrollado una serie de ejercicios pensados para 'mejorar la relación' entre pies y tacones. Quienes los practiquen gozarán de mejor equilibrio y sufrirán menos al llevarlos.
 

via GIPHY

5. Mejor con plataforma:

Si no dominas los tacones de aguja es mejor optar por modelos con alza en la parte delantera, ya que estos ayudan a tener una mejor altura y aguantar el equilibrio.

via GIPHY

6. Elegir modelos de altura media:

Por evidente que parezca, si en lugar de empeñarte en calzar unos tacones de 13 centímetros optas por una altura inferior, el dolor decrecerá proporcionalmente a la disminución de curvatura a la que se someta el pie.

via GIPHY

7. Número exacto:

Es fundamental elegir el número adecuado al comprar cualquier tipo de calzado, pero la tarea se hace imprescindible cuando se trata de los modelos de tacón. Si el zapato te queda un poco grande el pie se deslizará hacia delante, provocando presión y dolor sobre los dedos del pie (con ampolla incluida). En el caso de las sandalias, es conveniente que lleven algún tipo de sujeción (por ejemplo, pulsera en el tobillo).
 

via GIPHY

8. Calcetines + secadora de cabello:

Utiliza un par de calcetines gruesos y ponte tus zapatos, echa aire en ellos con el secador de cabello y después camina por unos minutos, puedes repetir la acción hasta que creas que sea necesario. El calor del secador de cabello hará que el tejido del zapato se expanda más y se vuelva más manejable.
 

via GIPHY

via GIPHY

9. Talco:

El talco tiene una función similar a la del desodorante, te ayudará a mejorar la fricción entre el pie y los zapatos

10. Curitas o parches:

Generalmente en los talones de tus pies siempre aparecen molestas ampollas producidas por la fricción de los zapatos, lo ideal para prevenir este problema es poner un curita o parche curativo en las zona lastimada.

11. Tiras de silicona:

Pega las tiras de silicona en la parte interior del zapato, en la parte inferior o los lados donde sientas mayor molestia. Estas tiras te ayudarán a que el calzado se vuelva más suave. Las tiras de silicona podrás encontrarlas fácilmente en farmacias o tiendas especializadas de ortopedia.

12. Periódico y alcohol:

Si lo que quieres es agrandar tus zapatos tienes un par de días para lograrlo, lo ideal es que uses unas cuantas hojas de papel periódico. Las debes enrollar como una pelota y sumergirlas en un poco de alcohol, después introducirlas dentro de tu zapato cuidando que no se deformen. Deja el papel un par de días hasta que seque, después tus zapatos te quedarán perfectos.

13. Usa vaselina:

Unta un poco en la zona en la que te molesta el zapato, esto hará que tu piel resbale y no te lastime.

14. Ata tus dedos:

Si vas a usar unos tacones que te resultan incómodos, la mejor solución es que ates tus dedos anular y medio con un poco de cinta. Esto hará que tus zapatos de tacón sean mucho más cómodos y no te lastimen

via GIPHY

15. Mantén una buena postura:

Recuerda que al usar tacones, tu postura creará más curvas en tu cuerpo, mantén el abdomen firme, los hombros hacia atrás y tu cabeza arriba. Por ejemplo, tu espalda quedará ligeramente arqueada y tus pechos y pelvis inclinados hacia adelante. Acostúmbrate a caminar con este nuevo centro de gravedad.

via GIPHY

Ahora tus zapatos ya no te darán problemas y podrás lucirlos a donde quiera que vayas.
 

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal