Suscríbete

Volver al futuro

La relación entre la moda del mañana y la tecnología es el tema de la próxima exposición del Met, en Nueva York

Retro-futurismo. Diseño de André Courrèges
Retro-futurismo. Diseño de André Courrèges
De última 24/10/2015 07:00 Aldo H. Saldaña Actualizada 07:00

¿Qué tienen en común unos leggings con placas doradas de Balenciaga, un traje de androide firmado por Thierry Mugler y un abrigo de pelo rosa creado por Sarah Burton para McQueen? Además de ser tres representaciones de la moda tecnológica, podrían ser algunas de las piezas que se reúnan el próximo año en la exhibición anual del afamado Metropolitan Museum Of Art.

De acuerdo con declaraciones que Andrew Bolton, curador del Anna Wintour Costume Center, hizo a Vogue, Manus x Machina: Fashion in an Age of Technology será una muestra abocada a explorar la presencia de distintos tipos de la tecnología en el diseño contemporáneo. Así, se incluirá más de un centenar de piezas que hayan destacado por su enfoque o procesos de avanzada.

Éste, sin embargo, no es el único detalle revelado, pues la revista estadounidense anunció que Apple será la compañía que patrocinará el suceso, y que en la gala de apertura el director de diseño de la firma, Jonathan Ive, presidirá la noche junto con el actor Idris Elba, la cantante Taylor Swift y los diseñadores Karl Lagerfeld, Nicolas Ghesquière y Miuccia Prada, quienes ya estuvieron al frente de las galas en 2005, 2007 y 2012, respectivamente. El dress code que Wintour elegirá, así como las marcas involucradas en la selección final de curaduría, siguen siendo un misterio.

Si bien han roto récords de asistencia, estas muestras no han estado exentas de críticas, entre las que destacan la excesiva intervención comercial de las firmas patrocinadoras, así como la presencia de celebridades que, aunque poderosas, no tienen una relevancia total en el mundo de la moda. Sin embargo, estos argumentos no aplican en el caso de Apple y Swift, pues ambas figuras han logrado un nivel de ubicuidad difícil de igualar en la cultura popular, y han cimentado su credibilidad fashion a través de una colaboración con Hermès y dos portadas en la revista dirigida por Wintour, respectivamente.

El punto que podría causar polémica sería la exclusión de talentos poco conocidos como Iris Van Herpen, quien ha experimentado con la impresión 3D. ¿La olvidarán?

Comentarios