21 | MAR | 2019
La restauradora María Barajas trabaja en la conservación de un pez sierra, uno de los más recientes hallazgos en el área (CORTESÍA MIRSA ISLAS/ PTM)

El Proyecto Templo Mayor festeja 10 años

07/01/2017
00:22
Abida Ventura
-A +A
Las celebraciones contemplan actividades académicas y el seguimiento de las excavaciones en el edificio Cuauhxicalco

[email protected]

El próximo 19 de marzo, el Proyecto Templo Mayor cumplirá 10 años de realizar trabajos de exploración en el sitio donde fue hallado el monolito de la diosa Tlaltecuhtli, en la esquina de Argentina y Guatemala del Centro Histórico. Y a la par de una serie de actividades académicas, el equipo que lidera el arqueólogo Leonardo López Luján conmemorará esa fecha dándole continuidad a las excavaciones que llevan a cabo desde hace una década.

Según indicó el arqueólogo a este diario, entre los planes que tienen para este año están continuar con las excavaciones en el Cuauhxicalco, “edificio cilíndrico de 16 metros de diámetro y en cuyo interior se presume fueron inhumadas las cenizas de varios soberanos mexicas, tal y como lo señalan diversos documentos históricos del siglo XVI”. A finales de 2015, López Luján dio a conocer que en el interior de esa plataforma circular identificaron un pasillo en el que se ubican dos accesos sellados con piedras. Esos espacios que podrían ser dos cámaras funerarias aún no han sido totalmente exploradas debido a que estaba en construcción el puente liga que une a la calle de Seminario con Guatemala y Argentina.

Al pie del templo de Huitzilopochtli también realizarán la excavación de una serie de depósitos rituales, algunos de los cuales, explica el arqueólogo, están relacionados simbólicamente con el mítico enfrentamiento entre este dios solar y su hermana Coyolxauhqui, la divinidad de la Luna.

“Los sacerdotes mexicas acostumbraban sepultar toda suerte de dones a sus divinidades dentro de cajas de piedra o en cavidades hechas bajo pisos”, refiere el arqueólogo.

Durante estos 10 años de excavación se han descubierto alrededor de 43 ofrendas abajo y alrededor del sitio donde fue hallada la escultura de la Tlaltecuhtli, detalla López Luján, líder de este proyecto que en 2015 fue reconocido con el Shanghai Archaeology Forum Research Award, que lo designó como uno de los 10 más importantes a nivel mundial en los últimos años. “De estos depósitos rituales y de los rellenos constructivos que los contienen se han extraído unos 44 mil 329 objetos, lo que demuestra no sólo la enorme importancia religiosa del área que se está explorando, sino también el indiscutible poderío político y económico de los mexicas en el momento de la llegada de los españoles”, añade.

Otra de las áreas del recinto sagrado de Tenochtitlan donde excavarán este año será al pie de la etapa II del Templo Mayor, la más antigua de esta pirámide, con el objetivo de precisar “su configuración arquitectónica y su programa iconográfico”.

Además de esta serie de exploraciones actualizarán el mapa computarizado de los vestigios arquitectónicos mexicas que hasta ahora se pueden ver en el Centro Histórico. De acuerdo con el arqueólogo, se incorporarán los hallazgos más recientes que ha hecho el Proyecto Templo Mayor y el Programa de Arqueología Urbana, como es el caso de los restos del Gran Basamento, que desde finales de noviembre se pueden ver a través de dos ventanas arqueológicas en la calle de Argentina, frente a la Librería Porrúa.

El investigador del INAH añade que el equipo de restauradores del Proyecto Templo Mayor seguirá durante 2017 con el registro gráfico de la pintura mural que decora varios edificios de la zona arqueológica, un proyecto que realizan desde hace varios años.

El lunes 16 de enero, algunos de los arqueólogos, restauradores y diversos especialistas que colaboran en este proyecto también participarán en el coloquio internacional titulado “Color/ Tlapalli: El cromatismo en el arte grecorromano y mexica”, en El Colegio Nacional. El encuentro, que culminará el 18 de enero y que contará con la participación de los de los investigadores alemanes Vinzenz Brinkmann y Ulrike Koch-Brinkmann —quienes por décadas se han dedicado al estudio de la policromía en la escultura antigua—, es la continuación de la exposición El color de los Dioses, que se exhibirá hasta mañana en el Museo del Palacio de Bellas Artes.

El 12 de octubre, el Museo de Sitio del Templo Mayor cumplirá 30 años. En ese marco, el Proyecto Templo Mayor colaborará con una exposición sobre la escultura policromada mexica, la cual se inaugurará en septiembre.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios