08 | DIC | 2019
El teatro fue mandado construir en 1845. FOTO: Archivo.

Lugar que remonta a grandes momentos

04/06/2016
00:17
Rocío G. Benítez
-A +A
El Teatro de la República era propiedad de Josefa Vergara y Hernández, cuya herencia sirvió para concluir la obra

[email protected]

En un predio donde se guardaban los granos, en tiempos de escasez, se mandó construir el Teatro Iturbide, hoy conocido como Teatro de la República, obra que se conserva como testigo de la promulgación de la Constitución de 1917.

El teatro fue mandado construir en 1845. “Antonio Domínguez convocó a particulares para proponerles la construcción del Teatro Iturbide, muchos ofrecieron su aportación y aprobaron que se hiciera bajo auspicio del gobierno, el encargado fue el arquitecto Camilo de San Germán”, relata la historiadora María Luisa Septién, hija de María Luisa Muriel, quien por 25 años estuvo al frente de la Fundación Josefa Vergara y Hernández, que ha puesto en venta el inmueble histórico.

El predio era propiedad de Josefa Vergara y Hernández, cuya herencia sirvió para concluir la obra.

Sobre la venta del inmueble, la historiadora dice que desconoce cómo se realizó el avalúo. “Tiene mucho peso histórico y definitivamente es invaluable”.

Recinto para la nación. El hoy Teatro de la República es una obra arquitectónica de estilo neoclásico. De frente se aprecian tres arcos, sellados con puertas de hierro forjado que se abren a actos políticos, educativos o culturales. En lo alto tiene balcones y su decoración interior es austera, aunque muy elegante.

Tiene una capacidad para 581 espectadores, y colocando sillas adicionales puede recibir hasta 695. Se divide en área de luneta, platea y palcos. El escenario luce tapiado de madera y en dorado los nombres de los personajes que participaron en la creación de la Carta Magna. En el centro está el Escudo Nacional también en dorado.

“Es un sitio que debe ser amado por los mexicanos, ahí se originó la Constitución de 1917, y una cantidad de eventos importantes, por ejemplo la cantante Ángela Peralta se presentó ahí, tuvo eventos hermosos”, dice la historiadora. El inmueble está en el Centro Histórico de Querétaro, en la calle de Juárez esquina con Ángela Peralta.

En este solemne teatro también se enjuició a Maximiliano de Habsburgo, entonaron por primera ocasión el Himno Nacional y además ahí nació el Partido Nacional Revolucionario (PNR), hoy PRI. En 1922 le cambiaron denominación al recinto, dejó de ser Teatro Iturbide y se llamó Teatro de la República.

A principios de cada año, el inmueble recibe mantenimiento para que esté listo el 5 de febrero, cuando se conmemora el aniversario de la Constitución.

Vergara y Hernández se casó con José Luis Frías y no tuvo hijos; cuidó a huérfanos y a pobres, al morir ordenó que sus bienes se usaran para ayudar a los desfavorecidos. Sus bienes fueron administrados por el gobierno hasta que se creó la Fundación Josefa Vergara y Vergara.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios