García Bergua explora la vejez

"La tormenta hindú y otras historias" reúne 22 relatos sobre relaciones de pareja, crítica social y dudas existenciales

Foto: Archivo EL UNIVERSAL
Cultura 21/12/2016 17:36 Notimex México Actualizada 17:36

La vejez y la memoria, ambientes en los que el lector se reconocerá, son los ejes principales de La tormenta hindú y otras historias, libro en el que la escritora Ana García Bergua reúne 22 relatos sobre relaciones de pareja, situaciones cotidianas, crítica social y dudas existenciales.

El ejemplar por el que la autora obtuvo el Premio Bellas Artes de Narrativa Colima 2016, incluye los cuentos “No sé qué hago aquí”, “El abrazo del oso”, “Asuntos generales”, “La tormenta hindú” y “Me dijeron que viniera con usted”, por mencionar algunos.

En declaraciones difundidas por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) la autora explica que cuando se escribe sobre la vejez, se puede ser complaciente, lo cual no ayuda, porque hay que hablar sobre una edad difícil para el ser humano, a la cual ella no ha llegado, pero le comienza a preocupar.

“Esta es una etapa en la que quise indagar de manera literaria y naturalmente me llevó a la memoria, un tema que me inquieta: la memoria como una facultad, pero también la memoria de las cosas que se van olvidando y perdiendo”, compartió la narradora.

La memoria es un aspecto que ha cobrado relevancia en la vida de la cronista, pues asegura que todo pasa tan rápido que luego las cosas se olvidan. En algunos de sus cuentos, Bergua recupera épocas pasadas y lugares de la ciudad reconocibles, como el tradicional Café La Habana en la Ciudad de México.

En su obra hay un poco de relato histórico, ya que siempre se ha interesado por la historia como materia literaria. Al respecto, señaló que algunos autores lo han hecho, pero más como un ejercicio estilístico. Sin embargo, ella considera que se ha vuelto el género más cercano, por la realidad en la que se vive.

Para la autora el cuento tiene un efecto de rapidez y de largo plazo. Se puede leer en menor tiempo, en cualquier traslado como en el metro, a pesar de esto, la gente compra más novela, como si les durara más.

En este sentido, la traductora opina que hoy es un momento en el que leer y escribir se ha vuelto de suma importancia. “Hay que abonar con otros aspectos a nuestra realidad que es tan difícil, tan violenta. Está bien hacerlo con denuncia y reclamo de justicia, pero también con literatura y arte”, finalizó.

nrv

Comentarios