17 | MAR | 2019
El presidente asturiano, Javier Fernández, y el empresario Plácido Arango. (EFE)

Plácido Arango dona 29 obras a museo asturiano

31/12/2016
00:22
Jerónimo Andreu / Corresponsal
Madrid
-A +A
El empresario de origen mexicano había legado otras piezas al Museo del Prado

[email protected]

El empresario Plácido Arango (Tampico, 1931) donó 29 pinturas al museo español Bellas Artes de Asturias. Las obras, de 28 artistas españoles de los siglos XV a XX , se conocerán a finales de enero, cuando la institución oficialice la donación.

Arango, empresario afincado en España y reconocido mecenas artístico, presentó la donación como un homenaje a sus padres, asturianos emigrados a México. El regalo se anunció el 28 de diciembre, durante una reunión entre Arango y Javier Fernández, presidente del Principado de Asturias.

El director del Bellas Artes, Alfonso Palacio, calificó la donación como “extraordinaria” y “un gesto histórico trascendental en la vida del museo”. Él, con Arango, se encargó de elegir las piezas durante año y medio de trabajo.

La última formalidad pendiente es una reunión del Patronato de la institución para aceptar el regalo. Hasta ese momento, el empresario ha justificado su silencio sobre el título de las obras “por respeto institucional”. Se sabe que las piezas son antiguas y contemporáneas, y que tres de ellas son de formato tan grande que no caben en la sede principal del museo, el palacio de Velarde. Respecto al precio, Palacio puntualizó que es “incalculable” porque son obras “fuera de mercado”.

De la calidad de la colección de Arango quedó constancia con sus dos donaciones previas al Museo del Prado: la cesión en 1991 de 80 estampas de la primera edición de los Caprichos goyescos, y en 2015 de 26 obras de Zurbarán, Goya, Francisco de Herrera El Mozo, Pedro de Campaña, Valdés Leal, Luis de Morales y Antonio del Castillo.

Cuando el pasado año se dio a conocer el último regalo al Prado, ya se estaba gestando la operación asturiana. Dentro de una exposición temática sobre la representación de la Virgen de la Inmaculada, en la pinacoteca madrileña se exhiben ahora, y hasta el 19 de febrero, cinco obras de las donadas por Arango (dos de Zurbarán, una de Mateo Cerezo, una de Valdés Leal y otra de Herrera el Mozo) junto a una Inmaculada de Zurbarán propiedad del museo desde 1956. Aprovechando la ocasión, el Prado ha editado un catálogo en el que se pormenorizan las 26 aportaciones recientes del mexicano.

Arango explicó el martes a la prensa asturiana los motivos de sus donaciones: “En el caso del Prado fue por mi vinculación emocional y personal a este gran museo. Y Asturias es la tierra de mis orígenes, quería así homenajear a mis padres”, dijo en referencia tanto a su etapa como presidente del Patronazgo del Prado como a la tierra de sus progenitores, Jerónimo Arango Díaz y María Luisa Arias Fernández.

Arango es conocido por ser un mecenas que huye de los reconocimientos públicos. En el Prado ha declinado que sus donaciones se agrupen en ninguna sala con su nombre; se espera que en Oviedo las obras también se integren en la colección general. “No ha planteado ninguna exigencia en ningún sentido”, confirmó Palacio en declaraciones recogidas por El País.

Como ocurrió en el Prado, Arango tampoco ha establecido ninguna contrapartida, salvo el derecho al usufructo vitalicio. Entre otros cargos vinculados al mundo del arte y la cultura, Plácido Arango fue vocal del Patronato Museo del Prado entre 1986 y 2007; desde ese año hasta 2012 fue su presidente, y luego patrono de Honor. Presidió también entre 1987 y 2006 la Fundación Príncipe de Asturias.

El Bellas Artes de Oviedo tiene una colección de 15 mil obras, aunque la institución data sólo de 1980. Conserva obras de El Greco, Goya, Oteiza, Tiziano, Veronés, Ribera y Zurbarán.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios