La magia, presente en el Cervantino

The Illusive Man a cargo del ilusionista Jean Paul Olhaberry se presentó en el Teatro Principal

Foto:Adrián Hernández
Cultura 25/10/2015 09:18 Pablo Espíndola/Clínica de Periodismo Guanajuato Actualizada 11:16
Guardando favorito...

Una mujer atrapada en una caja espera ser atravesada con unos picos con la punta incendiada. De pronto, los picos son lanzados con tal fuerza hasta llegar a atravesarla y por consecuencia a la mujer también. Para sorpresa del público, la mujer ya no se encontraba en el contenedor, se había esfumado sin  que nadie de los presentes en el Teatro Principal se hubiera percatado. 

Así se vivió la presentación The Illusive Man a cargo del ilusionista Jean Paul Olhaberry dentro del Festival Internacional Cervantino el día de ayer. Cartas volando, objetos desapareciendo, mujeres caminando en el escenario sólo con la mitad de su cuerpo fueron parte de ese espectáculo.

Olhaberry comentó que la magia llegó a él para crear sueño. “Quiero llevar la magia mucho más allá del efecto que produce y conseguir que el espectador viva y se haga parte de una experiencia”.

La tensión llegó al show cuando el ilusionista le pidió a una chica que se encontraba en el público que pasara al escenario a realizar un acto de magia con él. El truco consistía en colocar unos vasos de unicel sobre cuatro bases de madera, de las cuales, sólo una tenía un cuchillo colocado de manera vertical, con la punta hacía arriba.

La chica tenía que moverlas sin que Olhaberry estuviera viendo. Después el ilusionista comenzó a destruir los vasos de unicel utilizando la palma de su mano, sin que el cuchillo apareciera. El público se asombraba.

Llegó un momento en que sólo quedaban dos bases y nadie sabía cuál tenía el cuchillo, Olhaberry tomó la mano de la participante y con fuerza destruyó uno de los vasos, existía la posibilidad de que contuviera el cuchillo, pero no fue así. El truco se logró y la gente ovacionó al artista.        

“He llegado al convencimiento casi absoluto de que el poder de la ilusión va más allá de lo aparente y llega donde el entendimiento colectivo abraza el encuentro entre quienes están aportando con diálogo y trabajo a conocer estas respuestas.”, dijo Olhaberry.

El propósito del ilusionista es que la gente vea que la magia es mucho más que eso, que es todo un arte. Por esa razón se decidió a  colaborar con la creación de espectáculos que le permitieran ver al público más allá de un simple show.  

 

cvtp 

Temas Relacionados
Cervantino
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios