Colmillos afilados del Sindicato de cultura

Crimen y Castigo

ARCHIVO EL UNIVERSAL
Cultura 19/12/2016 00:23 Periodistas Cultura Actualizada 12:40

Los colmillos afilados del Sindicato de trabajadores de cultura

El retraso del pago de salarios a trabajadores del INBA e INAH alumbró dos aspectos. El primero, que sin la vigilancia de la Secretaría de Educación Pública, en esas dependencias se hicieron mal las cuentas y llegaron a rastras al último día de pago. El segundo, que el Sindicato Democrático de Trabajadores de la Secretaría de Cultura está organizado y saben cómo hacerse notar. Nos cuentan que este relajo que se resolvió el mismo día pone sobre la mesa varias inquietudes: ¿qué pasará el siguiente año con un presupuesto recortado?, ¿a quién le fallaron las sumas y las restas?, ¿qué harán para que no vuelva a ocurrir?, ¿el sindicato enseñó el colmillo?, ¿si por un par de horas de incertidumbre pararon casi todo, qué harán los trabajadores cuando de verdad los hagan enojar?, ¿quién los va a controlar?

 

Ahora impedirán acceso a las oficinas de Reforma 175

Después del paro que el viernes pasado sindicalizados del INBA hicieron en el Centro para exigir el pago de sus sueldos, hoy, muy, muyyy temprano, trabajadores de la secretaría, adscritos al mismo Sindicato Nacional Democrático de los Trabajadores de la Secretaría de Cultura, han programado el cierre de acceso a las oficinas de esa dependencia en Reforma 175. Se trata de una medida de presión porque no les han pagado sus vales de despensa, con todo y que ya les entregaron las tarjetas electrónicas. “No nos dejan de otra” nos cuentan que dijeron algunos empleados —de base y por honorarios– que esperan con esta acción que “no se sobrepasen” “ni se repitan” estos retrasos en el año que viene. Los sindicalizados se van a mantener así hasta que les den una solución a su demanda.

 

Bloquean acceso a los trolls contra María Rivera

Si las amenazas de muerte y agresiones virtuales contra María Rivera pararon fue porque la poeta bloqueó su cuenta de Twitter y la hizo privada, y ahora sólo acepta como seguidores a quienes acredita que son de confianza. Han pasado ocho días desde que Rivera denunció ataques de trolls que, asegura, vienen de la secretaría de Cultura federal, así como amenazas de muerte contra ella a través de su cuenta de Twitter. El motivo fueron sus críticas a la gestión de Rafael Tovar y de Teresa al frente de la Secretaría de Cultura y sus señalamientos de que México es un país clasista y desigual donde millones de mexicanos, la mayoría, no tienen ni tendrán acceso a la cultura. La poeta dijo que Tovar y de Teresa creó instituciones fundamentales con una visión aristocrática (y clasista) de la cultura con lo que ayudó a crear una élite despótica. Eso desató los ataques. Tras las amenazas, escritores y periodistas como Sergio González Rodríguez, Heriberto Yépez, Gerardo Piña, Magali Tercero, Luis Felipe Lomelí, Luigi Amara, Mario Sepúlveda, Adriana Malvido, David, Miklos, Roguelio Guedea, Alberto Chimal, Alberto Ruy Sánchez y Carla Feasler, condenaron las agresiones contra la poeta y le manifestaron su solidaridad.

 

La guillotina en la Compañía Nacional de Danza aún no se acciona

En la época decembrina había dos tradiciones en la Compañía Nacional de Danza: la temporada de El Cascanuces y el anuncio de no renovación de contrato para el siguiente año a los bailarines; los corrían, pues. Y gacho, nos dicen. Así que por años el cuento de Navidad se volvía un cuento de horror porque nadie sabía a quién le tocaba guillotina. Este año, nos comentan, no será así porque el director artístico ha estado metido en diversos asuntos administrativos, de programación, de propuestas, de revisión de la compañía; así que no está listo para definir quién se va y quién se queda, además desea realizar una evaluación escrupulosa de sus artistas para tomar decisiones. Nos aseguran que hay por lo menos un par de personas que esperaban ver salir a algunos intérpretes que participaron activamente a principios de año por los derechos de los bailarines y que derivó en la renuncia de su directora. Y pues no, al parecer no se les hizo. Jo, jo, jo.

Temas Relacionados
Crimen y Castigo

Comentarios