¿Qué hace un astronauta en el espacio?

Los dos astronautas chinos que vivieron durante el último mes en el espacio escriben su experiencia en la Estación Espacial Internacional

Diario espacial. ¿Qué hace un astronauta en la EEI?
(FOTO: Archivo/EL UNIVERSAL)
Ciencia y Salud 17/11/2016 14:58 Xinhua Actualizada 14:58
Guardando favorito...

Todas las mañanas al despertar recibimos los saludos de la Tierra y comenzamos un nuevo día en el espacio con la misma rutina: nos vestimos, nos lavamos, nos cepillamos los dientes, nos afeitamos... Mañana iniciaremos nuestro viaje de reingreso.

Pero hoy es momento de la lección espacial para los niños de la Tierra. Primero hablemos del experimento con gusanos de seda concebido por estudiantes de nivel medio de Hong Kong para estudiar el comportamiento de este insecto en la microgravedad.

Cinco de los seis gusanos de seda a bordo del laboratorio espacial Tiangong-2 han formado un capullo. Los colocamos en contenedores fríos. El sexto no resultó tan fuerte como los otros y no se movió mucho. No nos hemos dado por vencidos con respecto al sexto gusano de seda. Aún lo estamos cuidando y observando.

Se recoge lo que se ha sembrado. En los viajes espaciales de largo plazo, ¿cómo se obtienen vegetales? La respuesta es simple: Los cultivamos. Esta es la primera ocasión en que astronautas chinos cultivan vegetales en el espacio: cultivamos lechugas. A diferencia del método utilizado en la Tierra con el que primero se siembra y luego se riega, nosotros regamos primero un mineral llamado vermiculita, que usaremos como "tierra", y luego plantamos las semillas en su interior.

La vermiculita absorbe mucha agua y luego la suministra en abundancia a nuestras lechugas. Las semillas germinaron al quinto día y nos emocionamos tanto que nos tomamos una selfi con ellas. Después espaciamos las plántulas para asegurarnos de que cada una tuviera espacio suficiente para crecer. Lo hicimos con mucho cuidado para no dañarlas.

También utilizamos jeringas para inyectar aire en la "tierra" para que pudieran respirar. Tenemos que decir que nuestras lechugas se ven especialmente frescas e incluso más verdes que las terrestres, a pesar de que sólo las hemos atendido 10 minutos al día. Lamentablemente, la lechuga tiene únicamente fines experimentales y no es para comerla, pero creo que lo será en el futuro.

Algunos niños se preguntan por qué estamos analizando la tecnología de interacción entre el cerebro y la computadora en el espacio si podemos hacerlo en la Tierra. No existe un consenso sobre si el ambiente en el espacio puede afectar un electroencefalograma y nuestro experimento busca aclararlo. La principal diferencia entre un experimento de CDS en el espacio y uno en la Tierra es el ultrasonido.

Con una gravedad cero, nuestros órganos registran un desplazamiento ligero. En consecuencia, los órganos que normalmente son fáciles de encontrar en la Tierra son mucho más difíciles de localizar en el espacio. Tenemos que estar conscientes de esto y ajustar los sensores en consecuencia. Nuestro programa de acondicionamiento físico espacial incluye correr, pedalear en bicicleta y ejercicios con cables, además de pararnos de manos, hacer volteretas y practicar tai chi en el aire. Al final de un día de mucha actividad tenemos un poco de tiempo libre antes de irnos a la cama.

Nos tomamos selfis para tener algunos registros personales de este inolvidable viaje o simplemente nos acercamos a la ventana y miramos en silencio ese hermoso planeta azul llamado Tierra. Es hermoso, ¿no les parece?

jpe

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios