La nueva verificación

A 14 días de que entraran en vigor las nuevas normas sobre emisiones de los autos, ¿ya sabes de qué se trata?

Cartera 14/07/2016 04:00 Mariana F. Maldonado Actualizada 17:13
Guardando favorito...

Este año, la contaminación del aire ha rebasado un límite que hace mucho no se traspasaba, lo que originó contingencias ambientales. Los “imecas” que tanto sonaban a fines de los 80 y a principios de los 90 volvieron a ser noticia: en la Ciudad de México y su zona metropolitana se convivía con esmog otra vez. Y los gobiernos volvieron a la carga con nuevas medidas que buscan —ya veremos si con éxito— limpiar el aire que respiramos.

Así, se implementó el “Hoy No Circula” parejo que obligaba a todos los autos a descansar ciertos días. La medida terminó y el 1 de julio entró en vigor la Norma Emergente de Verificación Vehicular, la cual dura sólo seis meses y que puede renovarse por otros seis.

¿En qué consiste el cambio? Esencialmente en la manera de revisar las emisiones de contaminantes de los vehículos porque el calendario de verificación no cambia; éste sigue siendo de acuerdo con la terminación de la placa y el mes que le toca a tu auto.

Esta norma busca que los programas de verificación vehicular de cada estado que componen la Megalópolis —Ciudad de México, Estado de México, Hidalgo, Morelos, Puebla y Tlaxcala— se homologuen y con esto se reduzcan los límites de emisión de gases para que circulen los que contaminen menos.

¿Cómo se busca lograr? A través del uso de la tecnología. A la verificación tradicional se le denomina “dinámica”, entre otras cosas, porque se realiza con un aparato denominado dinamómetro, un procedimiento que abría la puerta a la corrupción porque es controlado de manera manual y permite trampear las pruebas.

Hoy, con esta nueva disposición, al menos los automóviles con modelo 2006 a la fecha, pueden evitar este vicio, pues se implementa un sistema denominado Sistema de Diagnóstico Abordo (SBD u OBD, por sus siglas en inglés). El OBD era utilizado en la industria automotriz desde hace casi tres décadas (en California) el cual permite verificar el funcionamiento del vehículo a través de un escáner que se conecta directamente con la computadora del coche y que no está controlado ni por los proveedores de equipo ni por los dueños del verificentro.

Lo que va a suceder a partir de ahora es que dependiendo del año que sea tu auto (o de la gasolina que use) se aplique determinado procedimiento para verificarlo, y si es 2006 en adelante, se está sujeto a esta tecnología.

En general, la norma aplica para todos los vehículos de 400 kilogramos que usen gasolina, diesel, gas licuado de petróleo, gas natural u otros combustibles alternos. Tanto los vehículos privados como los que presten cualquier tipo de servicio público, federal o local. No aplica para los de menor peso ni para motocicletas, tractores agrícolas, maquinaria dedicada a las industrias de la construcción y minería.

Es específico

Si el modelo de tu auto es anterior a 2006, utiliza cualquier combustible diferente al diesel y es operable con dinamómetro se tiene que verificar como se hacía comúnmente porque no tiene este sistema integrado.

Si incluso la prueba dinámica no se le puede realizar, entonces se está sujeto a la prueba estática, la cual consiste en básicamente una revisión visual y de marcha.

Los autos híbridos y eléctricos no tienen que verificarse, sólo se deben registrar para obtener un holograma de exento que tiene ocho años de vigencia y que puede renovarse.

Si tu vehículo tiene placas de cualquiera de los estados que conforman la Megalópolis, puede circular en la Ciudad y en el Estado de México como local.

Esta norma también contempla el que se instalen además equipos de detección remota sobre las vialidades, con lo que se busca prevenir la circulación de vehículos que sean ostensiblemente contaminantes.

Hazlo bien

La recomendación es que lleves tu auto al mecánico antes de llevarlo a verificar, esto con el objetivo de que puedas arreglar cualquier falla antes de enfrentarte al procedimiento. Según un ejercicio realizado por la Asociación Nacional de Representantes, Importadores y Distribuidores de Refacciones y Accesorios (Aridra) seis de cada 10 autos no van a pasar esta prueba, así que es mejor no arriesgarse y hacerle un mantenimiento preventivo o correctivo.

Según cálculos de la misma asociación, el preventivo puede costar entre 2 mil 500 a 3 mil pesos para camionetas y de mil 800 a 2 mil para un vehículo particular. Si hay que corregir alguna falla seguramente saldrá en más.

También es necesario que afines tu auto cuando menos cada 10 mil o 15 mil kilómetros, esto depende del uso que le das. En la afinación se deben cambiar bujías, aceite, filtro de aire y gasolina y lavado de inyectores, explica Raúl Ezeta, gerente comercial para México y América Latina de Innova México, una de las fabricantes de escáneres.

Es muy importante que hagas esta prueba en un taller automotriz en donde sepan cómo funciona el sistema OBD. “Lleva tu auto con un técnico especialista que esté bien equipado con un escáner que pueda leer los datos de la computadora del auto”, explica el directivo.

Lo que hará el mecánico es conectar directamente a la computadora de tu auto un escáner que durante cerca de 15 segundos, durante los que analiza la información del coche.

“Lo que se va a revisar son cinco monitores de inspección, éstos controlan chispa, gasolina, el catalizador, etcétera”, asegura Ezeta. Los monitores que están sujetos a la prueba son: el sistema de detección de condiciones inadecuadas de ignición en cilindros; sistema de eficiencia del convertidor catalítico; sistema de combustible; sistema de sensores de oxígeno y el sistema de componentes integrales.

Por supuesto no te los tienes que aprender pero sí tener en cuenta que estos cinco monitores son los que el escáner va a revisar y dependiendo el estado del coche, sale una luz verde —pasa— o una luz roja, que indica que no pasa la verificación. “En el caso de que tenga algún código de falla, debe identificarse cuál es el problema y repararlo”, explica Ezeta.

Es también importante que cuando enciendas tu vehículo revises si la luz indicadora de falla, conocida como Check Engine, no se queda prendida, porque esto va a ser revisado por el técnico en el verificentro también.

Es recomendable que te involucres en este proceso y que tu mecánico te explique, si es que no pasó, cuáles fueron las razones. “Antes de salir del taller te tienen que demostrar que los monitores están cumplidos. Aunque lo hayan afinado, le hayan cambiado bujías y todo, e incluso lo hayan reseteado (el equipo tiene la capacidad para ello) y con ello se hayan reseteado los monitores”, asegura el especialista.

Así se obtienen los hologramas 
Constancia tipo Exento “E” 
Se otorga a vehículos que por su tecnología limpia no puede ser aplicado el protocolo de pruebas de la verificación vehicular, es decir, todos aquellos autos eléctricos o híbridos. Se les dará una constancia de vigencia hasta por ocho años, la cual se podrá renovar.  
Constancia tipo doble 00 
Es para autos de 2016 en adelante que utilicen gasolina o gas natural comprimido como combustible de fábrica. Se les hace la prueba del SDB y si la pasa, tiene vigencia de dos años a partir de la fecha de facturación del coche con posibilidad de volver a sacarla por el mismo periodo, siempre y cuando pase la prueba otra vez. 
Constancia tipo 0 
Con este holograma se puede circular a diario, pero los vehículos deberán pasar por las dos pruebas, la del Sistema de Diagnóstico a Bordo y la dinámica. En el caso de que no pase la prueba SDB, se permitirá repetirla en dos ocasiones durante su periodo de verificación en el mismo centro.

En el caso de que no se pueda realizar esta prueba porque no tenga habilitados los monitores, podrán obtener la calcomanía pero con el aviso de que en la siguiente verificación tendrá que pasar la prueba. El máximo permitido son 250 puntos de óxido de nitrógeno. 
Constancia tipo 1 
Los vehículos dejan de circular un día a la semana y dos sábados al mes. Los automóviles  con terminación par no circularán el segundo y cuarto sábado, mientras que  los  impares el primer y tercer sábado del mes. Estos vehículos se verifican a través de la prueba dinámica, es decir, la que se hacía anteriormente. El auto no debe rebasar los  700 puntos de óxido de nitrógeno. 
Constancia tipo 2 
Los vehículos no podrán circular un día a la semana así como ningún sábado del mes. Es necesario que el automóvil no rebase la emisión de 2000 puntos de óxido de nitrógeno en la prueba.
 

Temas Relacionados
nueva verificación Tu cartera
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios