Suscríbete

Quejas por VW deben ir a Profeco

Consumidores pueden dirigir sus reclamos contra el fabricante o importador del auto, asegura un abogado

Cartera 08/10/2015 00:50 Sara Cantera Actualizada 08:19
Guardando favorito...

[email protected]

Los dueños de un vehículo Volkswagen (VW) a diesel con el software para disminuir la emisión de contaminantes pueden interponer una queja o reclamación ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en contra de la agencia, el importador o el fabricante del vehículo, por haber vendido un auto que no cumple con las características prometidas, de acuerdo con el despacho de abogados Santamarina y Steta.

El asociado senior de Santamarina y Steta, Guillermo Moreno, explica que en cuanto se compruebe que el auto cuenta con el software que altera las emisiones contaminantes, el consumidor puede presentar una queja ante Profeco.

“El consumidor puede reclamar a la persona que le vendió el vehículo, a la persona que lo importó o a la persona que lo fabricó y eso aplica para cualquier producto”, dice Moreno.

Santamarina y Steta comenta que este tipo de quejas tratan de llegar a un arreglo entre las partes y si no se logra, se propone que el asunto se someta a un arbitraje o resolución de Profeco práctico para ambas partes sin llegar a un juicio.

Pero si el consumidor se niega al arbitraje, conserva sus derechos para ir a juicio, agrega Moreno.

La queja o reclamación ante Profeco debe ser tomada de manera individual, ya que la Ley General de Protección al Consumidor no tiene un procedimiento definido para ordenar un recall o llamado a revisión de los vehículos afectados.

“La Ley del Consumidor no incluye una regulación específica del proceso de recall o llamado a revisión de productos defectuosos o que no cumplan las características que se ofrecieron”.

“En la práctica, las empresas se acercan a Profeco y les enseñan que dentro de sus procesos de revisión constantes y rutinarios, como parte de sus medidas de calidad, hallaron algún detalle y se apoyan en Profeco para planear algún tipo de revisión”, detalla Moreno.

Para que Profeco emprenda una acción colectiva contra Volkswagen se necesita al menos que 30 consumidores interpongan una reclamación por la colocación de este software.

La acción colectiva es un juicio de varios consumidores que se sienten afectados por algún proveedor y se busca reparar el daño.

El beneficio de la acción colectiva es que cuando se llega a una resolución o sentencia, otros consumidores se pueden adherir a esa acción colectiva y verse beneficiados por la sentencia.

De acuerdo con VW, en México se comercializaron 32 mil vehículos desde 2009 hasta agosto de 2015, que podrían tener un motor diesel de la serie EA189, el cual contiene el software para reducir contaminantes.

Profeco podría imponer sanciones hasta por 3.7 millones de pesos por cada vehículo de Volkswagen que tenga incluido ese software en el motor.

Guardando favorito...

Comentarios

 
Recomendamos