Conversión automotriz, ¿fin del motor de combustión interna?

El automóvil híbrido combina el motor de combustión interna con el eléctrico y ha tenido un importante impacto

Conversión automotriz, ¿fin del motor de combustión interna?
ARCHIVO EL UNIVERSAL
Cartera 05/05/2016 01:33 Miguel León Garza Actualizada 01:33
Guardando favorito...

En la última década hemos visto tanto a fabricantes de equipo original como a nuevas empresas en el sector automotriz presentar avances tecnológicos que buscan resolver grandes problemáticas mundiales, como los altos índices de contaminación e ineficiencia en movilidad, principalmente en las grandes ciudades.

Respecto a la reducción de emisiones en la atmósfera, existen avances tecnológicos enfocados en autos híbridos, eléctricos y de celdas de combustible, que parecen ser las tecnologías con mayor potencial ante las realidades que vive la industria.

El automóvil híbrido es una tecnología que combina el motor de combustión interna con el motor eléctrico y ha tenido un importante impacto. Como ejemplo, está el modelo Prius de la japonesa Toyota, del cual se han vendido alrededor de 74 mil unidades en el mundo.

A pesar de ser accesible si se compara con otras nuevas tecnologías, el tener ambas fuentes de energía con- lleva a que su sistema sea muy complejo, y a que el problema sólo se reduzca parcialmente, por lo que esta tecnología parece ser de transición hacia una nueva era en la industria automotriz del siglo XXI.

De acuerdo a las recientes presentaciones en los principales auto shows del mundo, así como anuncios de grandes inversiones en investigación y desarrollo, parece que los autos puramente eléctricos se perfilan como la tecnología que predominará en este siglo.

Ejemplo de esta tendencia es que Tesla recibió 276 mil pedidos en abril, cuando presentó su Model 3, un auto de 35 mil dólares, con un rango de alcance por carga de 200 millas (320 km), que empezará su producción en 2017, y del cual recibió un anticipo de mil dólares por cliente, lo que significa 276 millones de dólares en caja disponibles para arrancar y desarrollar este proyecto.

Otra novedad en autos eléctricos es el reciente anuncio de inversión de la ‘start-up’ china Faraday Future por mil millones de dólares en Nevada, Estados Unidos, donde construirá una planta para fabricar un auto eléctrico con un alcance de 200 millas por carga (320 km aproximadamente).

Ante este panorama, ¿qué deberían de hacer los líderes tradicionales del sector como VW, GM y Toyota?

General Motors cuenta con el Chevrolet Bolt, un auto con una autonomía por carga similar a la del Model 3 y la posibilidad de una recarga rápida. Aun así, no ha tenido el mismo impacto, pues Tesla se ha posicionado en vanguardia e innovación al presentar el primer auto deportivo eléctrico y, posteriormente, el Model 3, auto de lujo con mayor rango de alcance que el resto de autos eléctricos en el mercado.

Toyota se encuentra trabajando en autos de celdas de combustible, tecnología disruptiva que utiliza hidrógeno para crear la energía de un motor eléctrico, generando emisiones de agua solamente.

Este tipo de vehículos suelen tener rangos de alcance cercanos a las 300 millas (480 km aproximadamente) por carga.

A pesar de las excelentes ventajas que proporciona esta nueva tecnología, habrá que preguntarse si el hidrógeno se puede considerar como una fuente de combustible limpia, ya que el proceso más común para obtenerlo actualmente es utilizando gas natural.

Dada esta realidad en la industria automotriz, ¿estaremos viendo el final del motor de combustión interna? ¿Qué estrategias de crecimiento necesitan tomar los actuales líderes de la industria ante las nuevas empresas tecnológicas transformando el sector?

*Profesor decano de Dirección de Operaciones del IPADE Business School

Temas Relacionados
Miguel León Garza
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios