18 | FEB | 2019
Según Juan Pablo Castañón, el endeudamiento público, el déficit de la balanza comercial, la debilidad económica y EU pueden pesar si no hay una estrategia (ARCHIVO EL UNIVERSAL)

Urge un plan económico emergente para 2017: CCE

06/12/2016
01:42
Ivette Saldaña
-A +A
Propone acciones como dar incentivos fiscales y ejercer sin demora gasto público

[email protected]

Ante el panorama económico interno y las amenazas externas, México debe “tomar providencias” y tomar “acciones emergentes”, de lo contrario el entorno impedirá que la economía crezca más de 2% en 2017, advirtió el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón.

“En el escenario de corto y mediano plazo, hoy contamos con diversos factores que presionan a la baja no sólo la actividad económica y las expectativas de crecimiento, sino los equilibrios fundamentales para la estabilidad macroeconómica del país”, expuso.

“Es fundamental que México asuma una estrategia proactiva, con políticas y acciones que puedan implementarse y dar resultados con la mayor rapidez posible. En particular, hoy se torna crítico fortalecer nuestro mercado interno”, destacó en su mensaje semanal La Voz del CCE.

Por ello, propuso llevar a cabo al menos 21 acciones entre las que están otorgar incentivos fiscales que contrarresten la posible disminución inversión nacional y extrajera, así como definir políticas y objetivos con visión de largo plazo que tengan continuidad, independientemente del partido político en el poder.

Además, ejercer sin demora el gasto público e iniciar los proyectos y los pagos durante el primer bimestre de 2017, dar flexibilidad a las asociaciones público-privadas, asegurar financiamiento para las pequeñas, medianas y grandes empresas, combinar programas de banca de desarrollo y banca comercial, y que las entidades federativas y sus municipios hagan un esfuerzo para recaudar más.

Otro punto clave es reducir la deuda pública a menos de 40% del Producto Interno Bruto (PIB) para evitar una baja en la calificación crediticia, ya que ahora se ubica casi en 50%.

También se deben acelerar los procesos de contabilidad gubernamental “para que en la rendición de cuentas estén homologadas las contabilidades de todas las entidades del país”, así como mantener los niveles de reservas internacionales, y propiciar el consumo a través de crédito y de programas gubernamentales.

En materia de comercio exterior, Juan Pablo Castañón propuso definir prioridades, alternativas y políticas de prevención y respuesta; evitar el exceso de regulación, porque actualmente una pequeña o mediana empresa tiene que recibir en tres meses a inspectores de Infonavit, Seguro Social y de la Secretaría del Trabajo.

Y, sobre todo, trabajar en el combate a la corrupción, la impunidad, los espacios de ilegalidad y la inseguridad.

Comentó que hay cuatro elementos que pesan sobre la economía mexicana y que pudieran tener efectos de no tenerse una estrategia: el endeudamiento público, el déficit creciente de la balanza comercial, debilidad de la economía y del comercio mundial y, los efectos que generará la elección estadounidense en los mercados financieros y en los flujos de inversión extranjera.

“Todos estos factores combinados podrían impedir que creciéramos más de 2% en 2017, con afectación importante en el empleo y el bienestar de las familias. Por eso es fundamental llevar a cabo acciones emergentes”, aseveró el presidente del CCE.

Por ello, Juan Pablo Castañón consideró que se necesita un paquete de lineamientos y acciones que puedan tener efectos rápidos en materia de inversión y empleo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios