Contadores piden ajustes a paquete económico 2017

Consideran que el superávit debe ser de 1% del PIB y no de 0.4% como se planteó

El secretario de Hacienda, José Antonio Meade, al entregar al presidente de la mesa directiva de San Lázaro, Javier Bolaños, el paquete económico 2017 (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Cartera 22/09/2016 01:41 Leonor Flores Actualizada 01:41
Guardando favorito...

[email protected]

Ante el brutal choque externo que enfrenta la economía y la elevada volatilidad sobre el tipo de cambio, el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) consideró necesario replantear el paquete económico para el próximo año.

“El instituto se suma a las diversas voces y organismos que exigen un replanteamiento del paquete, tanto del lado de los ingresos como del gasto”, dijo su presidenta Leticia Hervert.

En conferencia de prensa, consideró que el superávit primario debería ser de 1% del PIB y no de 0.4% como se planteó, para que se asegure que no se perderá la calificación de riesgo ante los graves riesgos del entorno.

Se necesita un esfuerzo adicional en el gasto corriente, no sólo en el Poder Ejecutivo, sino en el Poder Judicial y en los estados, apuntó.

Además, mencionó que urge detonar proyectos de inversión en infraestructura con recursos del sector privado.

El IMCP insistió en que se necesita un esquema fiscal más amigable a la inversión y el empleo, para lo cual solicitó que regrese la deducción inmediata a las inversiones y la deducibilidad a 100% de las prestaciones sociales a los trabajadores.

Incentivos cortos. El vicepresidente fiscal del Instituto, Luis Sánchez, aseguró que el paquete de estímulos fiscales “se quedó corto”.

Estableció que si bien no se plantea un aumento de impuestos, se incrementa la tasa de retención por intereses de 0.50% a 0.58%.

Sobre el Impuesto Sobre la Renta (ISR) mencionó que no contiene nada que corrija la reforma fiscal, pero ven como una novedad lo relacionado con la fiscalización de la labor de las donatarias.

Otra novedad, pero que se queda corta, es el nuevo régimen para las “muy pequeñas empresas”, ya que se pierde la oportunidad de desarrollar algo positivo y que puede fomentar la activación de la economía.

Está dirigido para los contribuyentes con ingresos de hasta 5 millones de pesos a los que se les darán facilidades para que los ingresos se reconozcan hasta que se cobren.

“Es un régimen tipo flujo de efectivo, pero particularmente por el lado de las deducciones se sustituye el costo de ventas por las compras, lo que reconocemos como un detonador de la actividad. Lo malo es que es para las empresas pequeñitas que difícilmente están dentro de la formalidad”, afirmó.

Además, Sánchez consideró que sería importante que se extienda el umbral de 5 millones a 200 millones de pesos, para que sea una verdadero incentivo fiscal.

Se quedó “cojo” lo relacionado al tema de la repatriación de capitales, manifestó, porque no se hizo un esfuerzo adicional para 2017.

En ese sentido, la presidenta de IMCP, Leticia Hervert, consideró importante que se permita volver al esquema de pago de un timbre fiscal para el retorno de capitales que permanecen fuera del país.

Sobre el tipo de cambio, el presidente de la Comisión de Análisis Económico, Ernesto O'Farrill, dijo que se ve poco probable que la Comisión de Cambios surta de dólares al mercado local.

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones