Bienestar general del país aún no se percibe: CEESP

Empresas frenan inversiones y consumidores no gastan, afirma; hay percepción de que la economía seguirá débil, argumenta

El consumo muestra un comportamiento favorable que podrá permitir a la economía mexicana un buen desempeño, considera el CEESP (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Cartera 14/03/2016 01:30 Ivette Saldaña Actualizada 07:51
Guardando favorito...

[email protected]

Las recientes encuestas que realiza el Banco de México (Banxico) confirman que empresas, consumidores y especialistas aún no perciben un bienestar generalizado en el país, por lo que tienen detenidas inversiones y consumo, aseguró el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

De acuerdo con el organismo, existe la percepción de que la economía va a seguir débil, además de que hay incertidumbre y falta de confianza sobre el estado actual y futuro de la economía del país, lo que debe revertirse generando un ambiente propicio para la inversión y el consumo.

En el Análisis Económico Ejecutivo semanal, el Centro detalló que “a pesar de que las medidas instrumentadas por las autoridades hacendarias y monetarias apuntan en el sentido correcto, no será hasta que se perciban resultados de bienestar generalizado cuando la confianza se convierta en un verdadero factor de impulso de la inversión y el consumo”.

Ante el adverso entorno global es necesario que se ejecuten las medidas anunciadas y que en caso de requerirse otras adicionales se tomen con total decisión, abundó el documento.

La desaceleración de China parece no tener gran impacto sobre México, pero la acentuada contracción del comercio internacional y la atonía de casi todo el mundo sí reduce las exportaciones mexicanas, indicó el CEESP.

“Algunos indicadores, especialmente los de consumo siguen mostrando un comportamiento favorable, que posiblemente permitan que la economía mexicana se mantenga como uno de los países con mejor desempeño en medio de la volatilidad mundial, sin embargo la percepción de los directores de empresas y de los consumidores parece no coincidir con dicha previsión”, advirtió.

El organismo reiteró que la confianza empresarial como la de los consumidores permanece en terreno negativo, según la Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado del Banco de México, en la que se observó que el pronóstico de crecimiento del PIB para el presente año se ubicó en 2.45%, porcentaje que representó un ajuste debajo del 3.63% que se tenía en febrero de 2015.

Para 2017 la percepción tampoco es buena, pues se ubica el crecimiento en 2.98% por debajo de 3%.

“Consolidar un ambiente de confianza requiere resultados palpables de las políticas económicas instrumentadas y de cambios radicales y compromisos con respecto a la impunidad y a la corrupción. Cuando hay confianza, aumenta la inversión, mejoran los negocios y el consumo”, expuso el CEESP que dirige Luis Foncerrada Pascal.

Dos de los elementos que deben tomarse en cuenta son generar las condiciones para que se creen empleos y aumente el consumo, así como preservar el poder adquisitivo.

El CEESP consideró acertado aumentar tasas de interés “para propiciar que el tipo de cambio vuelva a niveles de equilibrio y no de una subvaluación excesiva que pudiera poner en peligro la evolución de los precios”.

Temas Relacionados
CEESP
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios