Futbolistas de oro. Superdólar les da estabilidad

Jugadores logran más ingresos en pesos gracias a depreciación; expertos: clubes trasladan alza a los aficionados y a la publicidad

Cartera 08/02/2016 00:52 Carla Martínez Actualizada 10:10
Guardando favorito...

[email protected]

Con ingresos en millones de dólares, sin tipos de cambio fijados en contratos, sin pago de impuestos y con ganancias adicionales en dólares por concepto de publicidad, los futbolistas extranjeros que juegan en equipos mexicanos meten gol ante la depreciación del peso frente al dólar.

Actualmente, la mayoría de los futbolistas extranjeros y algunos mexicanos que ganan en dólares vieron incrementados sus ingresos hasta 14% sin hacer esfuerzo alguno.

Hace 10 años, entre 2006 y 2007 varios futbolistas interpusieron controversias porque había cláusulas en sus contratos donde se indicaba que su ingreso era en dólares pero fijado al tipo de cambio del momento en que firmaban el documento, explica Thelma Herrera, abogada experta en derecho del futbol.

“Ahora no, ahora ponen en los contratos que son dólares, es un acuerdo entre el patrón y el trabajador, entre el club y el jugador”.

Los jugadores extranjeros, incluso algunos mexicanos como Oribe Peralta o Rafael Márquez, decidieron tener ingresos en dólares porque es una manera de garantizar cierta estabilidad.

“Cobran en dólares porque el trabajador afianza su patrimonio, es una medida de seguridad ante alguna devaluación, ellos sienten que el dólar es más estable que el peso, por eso lo hacen”, destaca Herrera.

El beneficio es tangible pues hay jugadores que están en la banca, ganan en dólares y el club no puede modificar su sueldo pues si compraron al futbolista en dólares deben respetar su ingreso anterior, señala la abogada.

“El dólar es una moneda estable y si venían con un contrato en dólares, como lo dice el artículo 85 de la Ley del Trabajo, lo tienen que hacer en dólares”.

Jorge Badillo Nieto, académico de posgrados deportivos de la Universidad del Valle de México, coincide en que los futbolistas son beneficiados con el tipo de cambio actual.

“Prácticamente todo lo que un jugador consume en México lo paga en pesos; al final del día el tipo de cambio le beneficia porque de cada dólar que gana está obteniendo casi 19 pesos para gastar en sus necesidades y las de su familia”, ejemplifica el académico.

La decisión sobre el pago en pesos o dólares, dice Badillo Nieto, depende del interés económico y la política financiera del club que vende al jugador y de la respuesta de quien lo adquiere, así como de las aspiraciones del futbolista y de lo que decida junto con su agente.

La casa paga

El incremento del valor del dólar frente al peso estipulado en los contratos de futbol soccer recae en los clubes.

Entre ellos, Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León, club que paga a la mayoría de sus jugadores en dólares. “Tigres es el equipo que más paga en dólares y ahora van a pagan una mayor cantidad”, asegura Thelma Herrera.

La abogada menciona que los clubes se ven perjudicados porque, aunque cuentan con diferentes tipos de contratos, los jugadores no aceptar fijar el tipo de cambio.

Aunado el gasto adicional generado por la depreciación del peso frente a la divisa estadounidense, los futbolistas no pagan impuestos directamente, es el club el que los contrata y el que afronta la carga fiscal.

“La mayoría de los contratos de futbolistas mexicanos y extranjeros dicen libre de impuestos y es el club el que cubre esa obligación fiscal”, precisa Herrera.

Ángel Iván Olvera, director de la licenciatura en Economía y Finanzas del ITESM CCM, coincide en que los clubes y las empresas que contratan a los jugadores son los más afectados y ese gasto adicional se traslada a los aficionados y a los contratos publicitarios.

“Puede afectar sobre todo en los productos ya sea en las entradas de los estadios, en el precio de los productos dentro del estadio, los promocionales, las playeras, porque si les cuesta más o los clubes requieren más recursos para poderles pagar, ¿qué sucede? lo que tienen que hacer es sacarlo de algún lugar y el más sencillo es de publicidad o este tipo de productos y entradas al estadio”, detalla el académico.

Sin embargo, Olvera comenta que el impacto es un poco menor ya que se les paga en dólares FIX y no en dólares interbancarios.

“Las empresas cuando pagan en dólares no lo hacen con base en el tipo de cambio que nosotros adquirimos en un banco, ahorita el tipo de cambio está cerca de los 18.55 pesos por dólares pero el tipo de cambio que se utiliza para solventar obligaciones, es decir, pagar en dólares en México, es el tipo de cambio FIX que marca el Banco de México que ahorita es de alrededor de 18.19 pesos por dólar”, dijo el experto del ITESM CCM.

Al comparar el tipo de cambio actual con el de enero de 2015, considerando dólares FIX, tenemos que a 2016 el tipo de cambio está en 18.1935 pesos por dólar y hace un año, el 3 de febrero de 2015, el tipo de cambio FIX estaba en 14.7566 pesos por dólar, “esto quiere decir que hay un incremento en su ingreso de 23% sin negociación”.

Ante el panorama que enfrentan los clubes, Olvera recomienda fijar el tipo de cambio en los contratos o utilizar derivados financieros, que son formas de inversión donde es posible asegurar el precio de algo, por ejemplo, el tipo de cambio.

“Por ejemplo en el petróleo recibimos 50 dólares por barril porque aunque ahora esté en alrededor de 20 dólares el gobierno no recibe 20 sino 50 porque adquirió un derivado financiero para asegurar ese precio. Lo mismo deben de hacer los clubes con los tipos de cambio y se puede jugar con este instrumento financiero ya que solo aplica cuando lo quieres emplear. Si fijas el tipo de cambio en 17 pesos por dólar y la paridad cambiaria está en 18 pesos ejerces tu derivado, en caso de que el tipo de cambio este en 15 pesos por dólar, no te conviene comprarlo en 17 pesos y en ese momento lo compras en precio de mercado”, explica el académico.

Dólar genera oportunidad para mexicanos

Ángel Iván Olvera asegura que la situación del peso frente al dólar y lo que enfrentan los clubes al tener que desembolsar una cantidad mayor a la esperada, representa una ventaja para los futbolistas mexicanos que ganan en pesos.

“Esto pone en cierta ventaja a los jugadores mexicanos porque los clubes van a pensar dos veces si hacen una inversión tan fuerte en un jugador extranjero”.

Al respecto, Hervé Prado, experto en futbol en De la Riva Group, dice que deja de ser rentable traer jugadores de otros países porque no son los de mayor calidad futbolística y son costosos.

“En este momento de una crisis del dólar los clubes tienen enfrente una oportunidad, de desarrollar jugadores, talento, fuerzas básicas que sean una inversión para sus equipos”, subraya Prado.

Los clubes mexicanos comenzaron a contratar a futbolistas extranjeros pues funcionan como negocios y requieren resultados inmediatos, dice.

“Hay que contratar jugadores, que rindan rápido y son resultado de que un promotor lo vendió adecuadamente, sin que a veces haya un análisis profundo del futbolista, su historia, talento atributos para ver que tanto funciona en el país”.

México atrae futbolistas

México es un mercado atractivo para los futbolistas de otros países por su afición, de acuerdo con una encuesta realizada por Consulta Mitofsky en 2015

A 56.2% de los mexicanos les gusta ver, jugar o estar enterado sobre el futbol soccer, lo que genera un negocio alrededor de los equipos y jugadores.

Tradicionalmente, los clubes mexicanos cuentan con jugadores extranjeros, esto se debe a que México es un mercado atractivo, quizá incluso más que Brasil o Argentina, asegura Hervé Prado.

“Por el tema económico, los beneficios que puede haber para los clubes radica en que contar con jugadores extranjeros significa jugadores de buena calidad y con mucha exposición mediática y lo que le conviene a los equipos es que estos jugadores puedan sobresalir porque esa exposición mediática hace que tengan mayor afición, que estén más cercanos a los partidos, a lo que haga el equipo y sobretodo a la mercadotecnia que se traduce en la venta de playeras y de souvenirs”, detalla el experto de De la Riva.

Siempre un jugador extranjero llama, sin embargo, últimamente no llegan los mejores futbolistas y esto ha provocado que no haya una consistencia en la forma en que el club puede sacar provecho de su inversión.

“Son pocos los jugadores que destacan y que pueden tener durabilidad, eso en términos de marketing es muy importante porque si no tienes algún producto que tenga duración tu inversión puede quedarse limitada muy pronto”, puntualiza Prado.

Esto lleva a que los clubes tengan hasta tres o cuatro jugadores extranjeros en la banca, dijo.

Aunque el país es favorito para estos jugadores, los clubes tienen un presupuesto limitado y tienen que elegir a quién pagar en dólares.

“México se vuelve más atractivo para estos jugadores pero el inconveniente es que, como todas las empresas, hay un presupuesto limitado nadie tiene recursos ilimitados y no se puede pagar tantos salarios extranjeros en dólares”, advierte  Ángel Iván Olvera del ITESM CCM.

Temas Relacionados
Futbolistas depreciación del peso
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones