Se incluirán algunas demandas del empresariado a la discusión

Se espera que aumente la deducibilidad de prestaciones salariales (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Cartera 07/09/2015 01:48 Ivette Saldaña Actualizada 01:49

[email protected]

A sólo un día de que se conozca el Paquete Económico 2016, que presentará el Ejecutivo al Congreso, se espera que se incluyan algunas propuestas que empujó la iniciativa privada, con el fin de incentivar la inversión, el ahorro y la generación de empleos.

Se tratan de la deducibilidad inmediatas de inversiones, así como algún beneficio para trabajadores relacionados a las prestaciones salariales.

Si bien las negociaciones que iniciaron los organismos que agrupan el sector empresarial con la Secretaría de Hacienda terminaron el jueves 3 de septiembre pasado con un “pacto de silencio” entre ambas partes; los participantes en dicho encuentro mostraron son- risas al salir de la reunión.

La Secretaría de Hacienda dejó claro que se cumplirá con el Acuerdo de Certidumbre Tributaria, lo que implica que no habrá alza de impuestos, ni mayores tasas sobre los ya existentes.

El diálogo que inició, desde hace meses, entre el sector empresarial con Hacienda —por los ajustes que entraron en vigor en enero de 2014 con la reforma fiscal— incluyó una lista de propuestas de los diversos organismos cúpula de la iniciativa privada.

Con posibilidad de avanzar se datan los siguientes estímulos:

1.Deducibilidad de inversiones. Esto se refiere a que puede tomarse en cuenta las inversiones en activo fijo que se realicen como pagos al Impuesto Sobre la Renta (ISR). Hasta 2013, cuando existía el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU) se permitió deducir inversiones en activos fijos sobre pagos del impuesto aplicable, pero desde enero de 2014 se eliminó el gravamen y se paga ISR sin deducción. La IP dice que elevará la inversión y el empleo.

2. Deducibilidad de prestaciones salariales. A la fecha se permite deducir 57% de los vales de despensa, fondos de pensiones adicionales a la ley, premios de puntualidad y productividad, entre otros. Antes de que entrará en vigor la Reforma Hacendaria se permitía la deducción de hasta 100%.

De aprobarse, el sector privado afirmó que las empresas podrán elevar las prestaciones salariales y habrá mayor poder adquisitivo de las personas.

3. No extender impuestos a los alimentos y bebidas con alto contenido calórico. Ahora se grava con 8% a los “alimentos no básicos” que tengan más de 275 kilocalorías cada 100 gramos y, de un peso por litro a los refrescos.

Difícil que avancen. Algunas de las demandas del sector empresarial que difícilmente tendrán aval del gobierno en el Paquete Económico son:

1. Elevar la deducibilidad del consumo que se realiza en restaurantes. Actualmente el tope del beneficio fiscal es de 8.5% y la pretensión es elevarlo a 12.5%, es decir que se pueda acreditar para el pago de impuestos 12.5 pesos de cada 100 pesos consumidos en los establecimientos de comida.

2. Aumentar la cantidad que se permite deducir al Impuesto Sobre la Renta al invertir en la compra de un automóvil. Es decir que se puedan adquirir automóviles de carácter utilitario hasta por un precio de 235 mil pesos en lugar de toparlo a los 175 mil pesos como actualmente sucede.

Temas Relacionados
ISR paquete económico 2016

Comentarios

 

Video