18 | FEB | 2020

Una apuesta de lujo por los autos de segunda mano

25/11/2016
16:39
Jimena González Bernal
-A +A
Carlos García Ottati y Cristofer Delgado Bourde, fundadores de Kavak; Jóvenes emprendedores ven en la compra venta de autos usados una gran oportunidad de negocio ofreciendo calidad y confianza

Como nuevecito, como recién salido de agencia y hasta las puertas de tu hogar. Así es como se hace entrega de la unidad que adquieres, todo  dinámica y fácilmente desde la comodidad de tu computadora, tablet o móvil.  Se trata de una plataforma online llamada Kavak, que  brinda la experiencia de compra-venta de autos usados. Un proceso que además de garantizar calidad, es una manera 100% segura para ti y tu dinero. 

Solo se tiene que acceder a la página web de la empresa y conocer las bondades que ofrecen un grupo de jóvenes emprendedores, entre ellos los venezolanos Carlos

García Ottati y Roger Laughlin Carvallo, quienes junto con el mexicano Cristofer Delgado Bourde y otro par de entusiastas chicos, hacen posible esta oportunidad de negocio desde octubre de 2016.   

“La razón por la que nace esta plataforma es porque no existía una alternativa de mercado mexicano para que realmente puedas vender tu auto de una manera segura y confiable, ni para comprar una unidad que pudiera garantizar excelentes condiciones y que aparte viniera con las garantías necesarias para sentirte cómodo con tu compra”, comenta García Ottati, cofundador y director Ejecutivo de la empresa.

Imagínate la calidad de compra  que realizas al hacer uso de este servicio cuando tienes la garantía de que previamente el auto ha sido acreditado por medio de máquinas que  inspeccionan  240 puntos, mismo que se evalúan gratuitamente cuando un usuario hace la venta de una unidad. Este proceso es llevado a cabo   por  un grupo de especialistas  que cargan con todo el equipo necesario para hacer la  evaluación en la casa o lugar de  elección y en la fecha  les indique el vendedor.

“Llegamos con equipo especializado y somos personas certificadas, técnicos mecánicos e ingenieros automotrices con años de experiencia en la industria. Así que la inspección consiste en los 240 puntos divididos en nueve rubros. Una serie de pruebas que llegan a durar hasta dos horas”, explica Delgado Bourde, vicepresidente de calidad e inspección.

Así o más consentido. Los emprendedores aseguraran que si se aprueban los estándares de calidad establecidos,  se hacen responsables de vender el auto. En caso de no salir en un lapso de 30 días,  ellos se quedan con éste y pagan el precio acordado por ambas partes. Y  si te urge el dinero, te hacen una oferta al instante.    
García  señala que solo aceptan autos a partir del año modelo 2012 y, que no hayan rebasado los 20 mil kilómetros por año.  

Este proceso de verificación;   extenso, riguroso y exigente ha provocado que a los   clientes que se les ha rechazado su vehículo, valoren el beneficio para la industria y tengan un voto de confianza para su próxima compra en Kavak.  

“A pesar de que rechacemos el automóvil, al final el cliente termina aprendiendo cosas que desconocía por completo de su unidad. Incluso, la comunicación y asesoría que reciben de nuestra parte es tan completa como la que llegan a hacer las agencias o talleres de servicio. Creo que parte del core que tiene esta empresa es la transparencia y seguridad que proporcionamos”, asegura Delgado Bourde.

A comprar. Si tu tirada es adquirir un auto de segundo uso,  la plataforma  te brinda  los detalles del vehículo de tus sueños. Si por fin decidiste cuál, con 5 mil pesos haces tu reserva y después  haces tu pago con distintos planes de financiamiento, adquirir garantías y seguros.

“Todos los autos que están publicados en nuestra plataforma han pasado por la revisión de estos 240 puntos. Asimismo pasan por proceso de detallado profesional para dejarlo en perfectas condiciones. Todos vienen con una garantía de tres meses en la parte eléctrica y mecánica, hasta auxilio vial tienen, de hecho, puedes extender esta garantía hasta un año con un mínimo costo adicional”, especifica García.

Ya hecha tu compra, tu nuevo auto llega en grúa con un enorme moño, asientos cubiertos con plástico y hasta con olor a nuevo. Y para que quedes completamente convencido de, te dan la opción de “degustarlo” durante siete  días o 300 km de prueba, sino no cumplió con tus expectativas, entonces puedes devolverlo. 

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios